Indignación por tala masiva a orillas de La Ayurá

Los vecinos denuncian que no fueron tenidos en cuenta durante la toma de la decisión. La Alcaldía de Envigado sostiene que socializó el proyecto durante el último año
tala ayura

La tala modificó drásticamente la apariencia del sector, sostienen los vecinos

Por: Álvaro León Pérez S.

Voces de rechazo se elevan entre la ciudadanía de Medellín y Envigado, por la tala de decenas de árboles en la zona donde se levantará el intercambio vial La Salle, proyecto financiado por valorización, el cual contempla la construcción de cuatro retornos sobre la quebrada La Ayurá, entre la transversal 32 A Sur (puente La Paloma) y la calle 48 Sur (Avenida Las Vegas).

La tala de los arboles tuvo lugar entre los días viernes 31 de julio y domingo 2 de agosto y, casi de inmediato, los vecinos hicieron acto de presencia en la zona intervenida para pedir a las autoridades detener los trabajos.

“El domingo protestamos pacíficamente, pidiendo que pararan al menos un día, hasta el lunes, para que la veeduría ciudadana se reuniera con Corantioquia y pidiera las explicaciones del caso. Sin embargo, la Policía llegó a sacarnos de manera grosera, amenazando con traer al Esmad. Ese día algunos muchachos rodearon uno de los árboles para que no lo quitaran, pero lo cortaron con los muchachos ahí, agarrándolo con cuerdas desde arriba para que no cayera sobre ellos”, relata Diego Sánchez, residente de la unidad Villa Grande.

Por su parte, Marta Cecilia Toro, quien también reside en la zona, afirma que es “fatal que talaran árboles adultos a los que vienen guacamayas a posarse y en donde tienen su hogar ardillas y otros animales. No he visto ningún comunicado ni estoy enterada de ningún pronunciamiento de la Alcaldía. Aquí solo vinieron y cerraron la zona con una tela verde y cortaron los árboles durante el fin de semana”.

También los ciudadanos agrupados en el colectivo Pro Túnel Verde han expresado su descontento en las redes sociales, quejándose de la celeridad con que la Alcaldía realizó los trabajos.

Calificando el acto como “mal hecho, ilegal, antidemocrático e irracional”, el colectivo publicó en su cuenta de Facebook que “el permiso fue otorgado el 28 de julio. (…) Fue notificado el 29 de julio y la Alcaldía de Envigado solo atinó a tirar volantes bajo la puerta de los vecinos el 30. (…) El 31 de julio, solo tres días después de dado el permiso, comienza la despiadada tala ante el desconcierto de todos. Esto rompe con la normativa que ordena una amplia y debida socialización con la comunidad, cosa muy diferente a la simple entrega de un papel, unas horas antes”.

tala ayura1

Alcaldía de Envigado se pronuncia
En respuesta a las crecientes voces de rechazo a la tala de árboles, el alcalde de Envigado, Héctor Londoño Restrepo, expresa que esta obedece al desarrollo del Megaplan Vial de Movilidad del municipio y que la Alcaldía cuenta con todos los permisos ambientales necesarios, debidamente expedidos por Corantioquia.

El mandatario precisa que aunque inicialmente se iban a talar 161 especímenes, solo fueron derribados 141, principalmente laureles y eucaliptos. Estas especies, afirma Londoño Restrepo, son árboles que causan problemas y afectaciones al llegar a la edad adulta, por lo que no es recomendable que crezcan en áreas urbanas.

Precisamente, una circular de la Administración Municipal de Envigado informa que “la mayoría de las talas corresponden a eucalipto y especies introducidas, no son especies urbanas, son de gran capacidad de absorción de agua, haciéndolas agresivas con la humedad de los suelos, secándolos e inhibiendo el crecimiento de otras especies a su alrededor, también ocasionan una disminución de la biodiversidad de flora y fauna de la zona. Igualmente provocan erosión, generando un riesgo para peatones y vehículos, por volcamiento, caída de ramas y atracción de rayos”.

En el documento también se hace mención a la autorización por parte de Corantioquia, mediante el acto administrativo 160AS-1507 9309 del 28 de julio de 2015, para “el aprovechamiento de árbol aislado al Municipio de Envigado, dando viabilidad al intercambio arbóreo entre la transversal 32 A Sur y la avenida Las Vegas”.

“Corantioquia determinó que no hay una grave afectación al medio ambiente, a sabiendas de que se van a reponer los árboles cortados. Hay un compromiso de plantar un número igual de árboles grandes en el sector y para eso se constituyó una veeduría, para que sean testigos y nos ayuden, incluso, a sembrarlos. La siembra empieza en menos de quince días y, como le digo, va a haber una supervisión de los habitantes de ese sector de Envigado”, sostiene el alcalde Londoño.

tala ayura3

Sobre la socialización del proyecto
Otra de las quejas elevadas por la comunidad tiene que ver con la socialización de la tala de árboles como paso previo a la construcción del intercambio vial.

Doris Botero es una de las residentes que asistió a la reunión que tuvo lugar hace un año en el Colegio La Salle, durante la cual las autoridades estuvieron compartiendo con los asistentes información relativa al Mega Plan Vial de Movilidad del Municipio de Envigado.

“Llevo 35 años viviendo aquí y compré esta casa por el paisaje tan bonito. En La Salle no se habló nada de cortar los árboles. Ellos de alguna manera son tramposos porque invitan a la gente a reuniones, antes de entrar nos hacen firmar y luego dicen hay esto, quieran o no lo quieran. En la reunión de La Salle fue así, ya con eso ellos dicen que hicieron socialización, lo cual no quiere decir que la gente aprobó el proyecto”, sostiene.

Sobre este punto, el alcalde de Envigado sostiene que la socialización de la obra se viene realizando desde hace un año y que la comunidad tenía pleno conocimiento de la necesidad de talar algunos árboles.

“No es cierto que no se haya socializado ni la obra, ni la tala de árboles. Se repartieron volantes casa por casa, así que no se puede decir, bajo ninguna circunstancia, que este proceso no fue sensibilizado con mucha anticipación a toda la comunidad. Infortunadamente lo que pasa con las veedurías es que, a pesar de que se les convoca, asisten muy pocos y solo reaccionan cuando ya las cosas se dan. Pero sí se convocaron y algunos asistieron. Tenemos los registros y los audios que lo prueban”, enfatiza.

tala ayura2

{joomplucat:349 limit=50|columns=3}