Incómodos con retenes

 
 
     
 

Como es muy difícil trasladarme de un lugar a otro por la alta congestión vehicular, opté por hacerlo en moto pero resultó peor. En una semana me han detenido 2 veces; al pararme en un reten me piden los documentos, los cuales entrego todos en orden: matrícula, seguro obligatorio, chaleco marcado, casco marcado, moto marcada. En estos retenes no hay sino mensajeros, domiciliarios, trabajadores honestos que luchan por su día a día (…) Para colmos a algunos de los que nos detienen nos llevan a la inspección de El Poblado (sic) para una supuesta inspección. En todo esto pierdo más tiempo que ir en carro (…)”.

La Policía responde
Respecto a los controles que la Policía hace a los vehículos, el mayor Luis Fernando Peralta Lizcano, Comandante de la Estación de Policía de El Poblado, responde que “la Policía no discrimina a determinado tipo de motociclistas; hacemos estos operativos porque la gran mayoría de los delitos como atracos y robos en cajeros o entidades bancarias de El Poblado se realizan en motos. En la gran mayoría de los casos es una medida preventiva, también lo hacemos porque evidenciamos alguna irregularidad en la marcación o el estado de la moto o porque las características del vehículo coinciden con alguna moto que estamos buscando por cometer un delito”.

El mayor Peralta agrega que algunos vehículos que no cumplen con las normas o requisitos básicos se remiten a la Estación. Allí la Policía Vial revisa que los datos de los documentos coincidan con la marcación de partes de la moto, cascos y chalecos. “Esta revisión no se hace directamente en la vía porque no hay suficientes unidades de tránsito para apoyar estos operativos. Así mismo, solo se detiene a determinados carros con características similares a vehículos relacionados con delitos. Pero una vez se revisa que tanto las motos como los carros cumplen con los requisitos de tránsito y de legalidad la gran mayoría continúan su trayecto”, afirma el comandante Peralta.

El Mayor sugiere a los conductores tomar nota de la identificación de los agentes que les hacen los requerimientos en caso de quejas o inquietudes.