Impresoras, tintas y papeles


Impresoras, tintas y papeles

De la edición impresa (Edición 301)

Las fotos se decoloran porque las tintas para impresoras de inyección son sensibles a la luz ultravioleta (presente en los rayos del sol). Por eso se recomienda no mantener las fotos donde reciban la luz solar directamente. Pero la cosa no para ahí. La contaminación también afecta estas tintas, de ahí que no se deban dejar en contacto directo con el aire.

Dicen los fabricantes de los papeles que cuando las fotos se manejan adecuadamente (esa es la letra menuda en los empaques) deben durar más o menos entre 5 y 50 años antes de desteñirse. El papel estándar para impresión de fotos de Epson se anuncia con 6 años de duración antes de decolorarse, mientras el Color Life Photo Paper del mismo fabricante debe durar unos 27 años según las pruebas de laboratorio.

La revista PC World en Estados Unidos contrató un estudio comparativo de tintas impresoras y papeles con la Wilhelm Imaging Research, una firma especializada en estos asuntos. Los resultados indican que el 79% de las personas que toman fotos digitales las imprimen ellas mismas, pero casi siempre con impresoras, tintas y papeles corrientes, es decir, materiales no diseñados para este trabajo y que cuando se usan las herramientas apropiadas las fotos cumplen la promesa de los fabricantes.

Esos resultados hablan bien de los materiales y los resultados de Epson, Canon y HP. Hablan mal de Lexmark, una firma que no produce tintas de larga duración y cuyas fotos se decoloran en menos de un año. Eso sí, los buenos resultados de los otros son con materiales de primera y costos elevados para nuestro medio (impresoras de 300 dólares para arriba).