Gloria Villegas de Molina y su esposo Jorge Molina Moreno.

Gloria Villegas de Molina y su esposo Jorge Molina Moreno.
Dar cuenta en tan poco espacio de la trayectoria de servicio de Gloria Villegas de Molina resulta casi imposible. Sus cerca de 35 años sirviendo a los más necesitados, a una comunidad que encontró gracias a su trabajo una nueva esperanza de vida, allá en el barrio Santo Domingo Savio, hacen que sean muchas y muchas las páginas que se requerirían para enumerar los logros de doña Gloria, quien en compañía de su esposo, Don Jorge Molina, y de toda su familia, así como de un gran número de instituciones y personas, lleva ese sueño esperanzador de un porvenir mejor. Y eso fue lo que reconoció la fundación Aspid del club Rotario de Medellín, al entregarle en nombre de toda la ciudad la distinción Paul Harris, la máxima que ellos otorgan, para exaltar una vida de servicio como también lo hiciera ese mismo día la Alcaldía de Medellín, y que en últimas terminarán revertidas en el barrio de sus sueños, en el barrio de su corazón. Gloria Villegas de Molina


Gloria Villegas de Molina y su esposo Jorge Molina Moreno.