Giorgio, el Lebrel italiano

Lebrel italiano

La raza Lebrel italiano es las más reproducida por los pintores del Renacimiento, el amigo de Cleopatra, el que Federico el Grande reunió en una camada de 50 en sus perreras bajo privilegios increíbles, tiene algo más de dos mil años.

Una teoría sostiene que desciende del Galgo egipcio y que fue llevado por los fenicios en el siglo V a. de C. a Laconia (Grecia) y luego a lo que hoy es Italia; pero también hay quienes aseguran que el punto de partida del Lebrel italiano fueron las tierras que hoy corresponden a Turquía.


Es el miembro más pequeño de los perros cazadores que se valen de la vista para detectar la presa -los gazehounds -, por lo general el conejo. Luego desarrolla toda su capacidad persecutora: veloz, con movimientos de resorte y muy fuerte. Por esas dotes se le ha referido como el mini de la raza Greyhound, incluso participa en carreras caninas.

En su papel de mascota el Lebrel italiano es un animal de interior del que no puede esperarse obediencia infalible. Aún más, su agilidad y su energía lo pueden meter en problemas. Sin embargo es un compañero que regala amor y atención por cantidades a quien se los brinda por igual.

  • Altura 32 a 38 centímetros.
  • Peso Hasta 5 kilos.
  • Colores Negro, gris o amarillo. Puede tener blanco en el antepecho y en los pies.
  • Promedio de vida 12 a 14 años.
  • Tenga en cuenta En invierno debe salir abrigado.
  • Tenga en cuenta II Prefiere vivir con personas serenas.
  • Característica especial Cuando está alerta una parte de la oreja se levanta y la otra se tiende en sentido horizontal; es la posición “de tejado”. 
  • Relación con los niños Buena, si entienden que no es un juguete.
  • Relación con otros perros Buena.
  • Carácter Tímido, afectuoso, alegre, inteligente, bondadoso, quisquilloso.