Galería De La Oficina celebra 40 años

Galería De La Oficina celebra 40 años
Cuatro décadas de amor por el arte se conmemoran con una retrospectiva de este espacio

“No todo es fácil, pero todo está muy bien” dice sobre su galería Alberto Sierra. La Galería De La Oficina es la creación de Alberto, el reconocido arquitecto convertido en curador, crítico y coleccionista de arte, quien inauguró el espacio junto a su amigo, y también arquitecto, Santiago Caicedo, en 1972. En septiembre de ese año, en el edificio Camacol, la primera exposición se abrió al público con grabados del maestro Alejandro Obregón, pero pocos asistieron al encuentro. Desde esa época mucho ha cambiado: la galería pasó al cruce de las vías Sucre y Caracas, luego a La Playa y finalmente a su ubicación actual en la calle 10. Lo que más ha cambiado es la forma de comprar arte. Dice Alberto Sierra que hace 40 años la gente compraba arte de la forma correcta, porque le gustaba y lo hacía al precio real, pero durante los años en que hubo mucho dinero en la ciudad se modificaron el gusto y la proporción de los precios. Sin embargo el gusto de Alberto, o el ojo crítico que tiene, “es lo que le ha dado importancia al arte en la ciudad”, dice la artista y docente Ángela María Restrepo, del taller La Estampa. “La galería fue una de las primeras serias que hubo aquí y eso se debe a que Sierra es un estudioso y una persona que ha sabido mantener la galería durante tanto tiempo a pesar de las dificultades”, explica Ángela María. Se refiere a las dificultades en el aspecto comercial del arte, pues no siempre se vende bien y siempre hay gastos fijos. Pero Alberto Sierra asegura que son características que él asume porque es un trabajo que le apasiona.
En ese esfuerzo de la galería, que confluyó con los demás salones en los que Alberto hacía y hace la curaduría, florecieron artistas como Juan Camilo Uribe, Susana Mejía, Jorge Julián Aristizábal, Ricardo Cárdenas, Hugo Zapata, Fernando Peláez y Marta Elena Vélez, entre tantos otros. Sería difícil contarlos a todos pues durante cuatro décadas se han realizado cerca de 320 exposiciones, (ocho o nueve anualmente) individuales y colectivas. De esas, Alberto recuerda especialmente la de Andrés de Santamaría en 1974.
Quienes acompañen a Sierra en esta celebración de 40 años podrán recordar mucho más de esa trayectoria. La semana entrante se abrirá en la Galería De La Oficina una exposición de las invitaciones y catálogos de todos estos años, con obras de algunos artistas que han hecho parte de esa historia.
A esta conmemoración se suma el reconocimiento que le hace esta semana el Museo de Arte Moderno de Medellín a Alberto Sierra como Amigo Platino 2012, por sus aportes al arte y la cultura del país.