Fallas estructurales y tour Escobar: las nuevas manchas del Mónaco

Tras el freno a la ocupación de una central de inteligencia en el Mónaco, impulsada por Aníbal Gaviria, se evidencian problemas estructurales en el edificio, además su uso como parte del tour que exalta la mafia en la ciudad 

Imágenes compartidas por extranjeros en Facebook. Red en la que fueron publicadas el 6 de marzo de 2016. Cortesía

Por Daniel Palacio Tamayo

Conocer las ruinas de un edificio enchapado en mármol donde el extinto capo de la mafia Pablo Escobar vivió y guardó obras de arte y autos antiguos, sigue siendo objeto de morbo para muchos, principalmente turistas extranjeros.

Pagan hasta 200 mil pesos por hacer un recorrido por Medellín donde visitan, no solo la tumba del narcotraficante, sino la casa donde fue abatido, el barrio Medellín sin Tugurios y el edificio Mónaco en El Poblado.

Alberto* un vecino del barrio Santa María de los Ángeles, compartió una fotografía en la que se ve a un grupo de ocho personas en la parte trasera del edificio, ahora bajo custodia de la Policía. El mensaje estaba acompañado por una grave denuncia: “Policía cobra y permite turismo morboso”.

Para Elisa Sánchez, directora de Corpoblado, el ingreso de turistas al lugar es reiterativo, y en su concepto, lo más triste y preocupante es que se estén ofreciendo al extranjero “prostitutas, drogas y la vuelta de Pablo Escobar, lo que estamos vendiendo es la parte fea y la depravación”.

Vivir en El Poblado se puso en contacto con una de las agencias que ofrece el tour para consultar si por medio de esta se puede ingresar al edificio. La respuesta de quien ofrece el recorrido es que “se puede entrar al Mónaco, depende de quién esté en la portería”. No dio más detalles. Por su parte, y ante la falta de respuesta del comando de la Policía Metropolitana, el comandante de la Policía de El Poblado, mayor Leonel Rogeles, fue enfático en asegurar: “Allá no puede entrar nadie”.

Necesita repotenciación
Para los vecinos de Santa María de los Ángeles, este es un símbolo de la época oscura de la ciudad, que fue blanco de dos bombazos, por lo que lo quieren ver en uso como centro cívico, cultural o de uso residencial y no bajo el dominio de la fuerza pública. El estudio realizado por la Universidad Nacional previo a la instalación de la central de inteligencia promovida por Aníbal Gaviria, determinó que “la estructura debe reforzarse para reducir los índices de sobreesfuerzo” y que tal y como está en la actualidad, “la estructura no soportaría las cargas de un nuevo uso”.

La Universidad Nacional no quiso entrar en detalles al respecto, pero aseguró que no es extraño que un edificio con más de 30 años de construido y que se pretenda cambiar de uso tenga que ser reforzado.

Sustentada en esos estudios, la comunidad propone que se defina con prontitud el futuro de este edificio, que debido a su historia y avanzado deterioro, según sus representantes, sería más fácil darle un nuevo uso al lote de cerca de 8 mil metros cuadrados.
*Nombre cambiado a petición de la fuente