Este fin de semana entra en operación el peaje de Las Palmas

El punto de pago fue trasladado siete kilómetros más cerca del aeropuerto, desde el frente de la Escuela de Ingeniería hasta La Posada de Posada 
Por Laura Montoya Carvajal
El nuevo peaje construido sobre la variante de Las Palmas hacia el Aeropuerto, afirmó la directora de proyectos especiales de la Secretaría de Infraestructura de Antioquia, Dunella Maya, comenzará operación este fin de semana, aunque no precisó un día exacto.

La funcionaria aseguró que los seis carriles, ubicados en el límite entre Envigado y Rionegro, son el resultado de una inversión de 4.471 millones de pesos y la participación de la alcaldía de Envigado con la gestión de los predios privados.

Según Esteban Salazar, director de Planeación de Envigado, la decisión del traslado se tomó ante la presencia de tres peajes en un radio de un kilómetro. “Era muy perjudicial para los habitantes de las veredas”, y aseguró que el traslado mejorará la movilidad de los habitantes del entorno hacia el alto de Las Palmas y el municipio de Envigado.


Incluso, afirmó el director, se está estudiando con autoridades nacionales y el concesionario Devimed el traslado del peaje Envigado – El Retiro, pero aún no hay claridades en este proyecto.

Por su parte, Maya explicó que esta resolución atiende “el sentir de las comunidades que han manifestado desde años atrás su gran afectación por la actual ubicación del peaje”. Esta zona limítrofe está integrada por las veredas Pantanillo y Perico, de Envigado, y Yarumal, de Rionegro.

El presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Pantanillo, Carlos Mario Restrepo, manifestó que en la comunidad hay intranquilidad porque gran parte de sus habitantes campesinos tienen actividades económicas, sociales y culturales en el Oriente, paso que les será restringido con la nueva ubicación del peaje.

“Estamos pidiendo una tarifa preferencial para los campesinos y nativos de la zona que requieren trasladarse hacia el Oriente”, dijo Restrepo. Al respecto, el director de Planeación explicó que el desarrollo urbanístico de la zona está generando que se eludan peajes por vías aledañas o veredales, y que la idea es evitar estas prácticas. También aseguró que el Municipio está gestionando con la Gobernación la posibilidad de las tarifas preferenciales, pero que sin duda “se presentará un cambio en la cotidianidad de las familias, que tendrán cercanías con otros puntos”.

La funcionaria departamental informó que, en cumplimiento de un convenio, se está analizando técnica y jurídicamente esta posibilidad después de un censo y caracterización en la zona de influencia.

Restrepo complementó que aunque sabe que este nuevo paso traerá cambios, el traslado del peaje los ha acercado a Envigado y será un aporte al desarrollo de la zona. Esta vía, dice él, ya ha tenido desarrollos constructivos que incluso han dado empleo a los campesinos y habitantes. “Para nosotros va a ser un polo de desarrollo. Estamos trabajando con la Alcaldía y nos han respondido muy bien en temas de inseguridad, que ha aumentado debido a la población flotante que traen las nuevas construcciones”, concluyó.

El nuevo peaje es más grande y tiene mayor capacidad que el anterior: pasó de 4 a 6 carriles y su área total pasó de 3.925 metros cuadrados a 7.857. El costo del paso se mantendrá.