Escopolamina en Provenza

Escopolamina en Provenza
Comerciantes y residentes piden más refuerzos en seguridad en esta zona cercana al Parque Lleras. La policía afirma que tomará medidas y que ya hay más agentes

Lo último que recuerda Pablo es que salió de su oficina cerca de las 8 y 30 de la noche a tomar un taxi. Mientras caminaba por la carrera 34 del barrio Provenza, dos señoras “de edad, como si fueran dos tías muy bien vestidas”, describió, lo abordaron para indagarle por una dirección que tenían copiada en un papel. Con el ánimo de ayudar, Pablo recibió el papel, comenzó a leer, y su despertar fue, como él dice, desconcertante.
“Desde que me encontré con las señoras no me acuerdo de nada hasta el otro día, cuando desperté solo en la oficina y vi que me habían robado el portátil, un disco duro y una cámara. Me fui para el hospital y allá el médico me confirmó que me habían dado escopolamina, que incluso con el tacto puede ser suficiente para entrar en un estado en el que la mente no responde”, dijo.
Según este joven trabajador independiente, ya habían intentado entrar a robar en su oficina, motivo por el cual ha cambiado de chapas y ha instalado rejas para reforzar la seguridad. “Están alborotados este diciembre, los comerciantes de Provenza estamos preocupados por la inseguridad. Con la sustancia que me dieron perdí la voluntad y se despierta uno desconcertado, deprimido y sin saber bien lo que pasó”.

“No es común”
Al ser consultado por Vivir en El Poblado sobre este caso en particular, el teniente coronel Fabio Rojas, comandante de la Estación de Policía de El Poblado, afirmó que nunca había recibido una denuncia de un caso de escopolamina en Provenza, en el cual actuaran mujeres de avanzada edad y bien vestidas. Según Rojas, “tenemos dos denuncias de casos similares pero con extranjeros que están asociados a mujeres jóvenes, en busca de sus servicios. Voy a compartir este caso con la patrulla del sector de Provenza, cuadrante 4, para que conozcan el modus operandi y no se vuelva a presentar”.
Agregó que la policía ha estado preparada para afrontar esta época navideña; invitó a la ciudadanía a ser más preventiva y destacó la llegada de 100 nuevos policías para todo El Poblado, enfatizando en el control al atraco callejero que ha sido lo más repetitivo últimamente.
Sobre el caso de un violador en serie, que abusaba de sus víctimas cerca a la estación Aguacatala del metro, el oficial informó que están haciendo presencia con varios puestos fijos y con patrulla, y que el caso lo asumió una unidad especial sobre delitos sexuales de la Fiscalía.