plantilla-Ver-Galeria-feriadellibro
De El Poblado a Valledupar
Mateo quiere ser rey
Por primera vez Medellín tendrá un representante en el Festival de La Leyenda Vallenata


La melodía de una canción vallenata, producida por el abrir y cerrar del fuelle de un acordeón, intenta ser nostálgica pero se torna en un aire alegre. Viene del apartamento de un joven acordeonista que se prepara para participar en el evento más importante del género vallenato en Colombia que se realizará del 26 al 30 de abril: El Festival de La Leyenda Vallenata, en Valledupar.

Su nombre es Mateo López, tiene 17 años y vive en El Poblado. “¡Vamos cada año al festival. Nos encanta!”, dice Carlos, el padre del acordeonista, quien en esta ocasión siente un mayor entusiasmo. Desde que Mateo era pequeño ha compartido la pasión de su hijo, que viniendo de una familia paisa, se interesó por este género de la Costa Caribe del país.

“Cuando tenía 13 años nos invitaron a un concierto de Silvestre Dangond. ¡Y ahí sí fue cuando me gustó más!”, cuenta Mateo, aludiendo a la emoción y admiración que le generó el artista. En el colegio estudió con Camilo Sossa, hijo del cantante Jimmy Sossa, que para ese momento era vocalista de Los Inquietos. En una oportunidad, el artista le dijo: “Algún día vas a ser mi acordeonero”.

Desde esos días, cuando su padre le regaló el primer acordeón, no ha dejado de tocar. Aunque contó con el profesor Luis Javier Hernández, de Montelíbano, y estuvo un tiempo en Valledupar, la tierra del vallenato-vallenato, (una de las escuelas del género; las otras dos son el vallenato-bajero y el vallenato-sabanero), su mayor aprendizaje lo logra con la práctica permanente.

Él, amante de todas las corrientes vallenatas, quiso acercarse a los grandes representantes de las más recientes: el vallenato romántico y la Nueva Ola, por lo que varias veces se presentó en los hoteles a los que llegaban los artistas. Mostrándoles lo que hacía, consiguió estar en el escenario junto a Silvestre Dangond, El Binomio de Oro, Hebert Vargas, Los Inquietos, Felipe Peláez y Jorge Celedón.

En aquellos conciertos conoció a varios acordeonistas y entre ellos destaca a Juancho de la Espriella, a Rolando Ochoa y a Sergio Luis Rodríguez. Hablando de ellos, recordó al grande del acordeón que más admira, Juancho Rois, el célebre compositor del folclor vallenato, quien en vida acompañó a Diomedes Díaz.

El día de su cumpleaños número 15, Mateo presentó en su casa su repertorio y allí estaba Jimmy Sossa. Al escucharlo, a este se le salieron las lágrimas. “Él ha sido como un padre para mí”, dice el joven, quien hace más de un año acompaña al artista en su proyecto como solista. Desde 2012 viajan de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo promocionando su último disco Sin Fronteras, del que presentaron las canciones Corazón duro y en este último mes (abril de 2013), Es más fácil.

El acordeón
A simple vista un acordeón está conformado por dos cajas de madera con teclas o botones, ubicadas en los extremos de un fuelle. Lo más complejo es tocar ambas cajas al mismo tiempo. Los botones del lado derecho (sonidos agudos) dan la melodía y los del izquierdo (bajos y acordes) la acompañan, produciendo una armonía triste o animada. Según el botón que se oprima, mientras se cierra o abre el fuelle, suena de una manera u otra. Hay que tener en cuenta que si al fuelle se le acaba el aire, no hay melodía. Los acordeones solo tienen tres notas, por eso es común que un acordeonero tenga varios de ellos. Mateo tiene cuatro y explica que la nota se acomoda al tono de voz del cantante.

El Festival
La versión 46 de este festival que surgió en 1968 en Valledupar, rendirá homenaje al compositor y poeta Gustavo Gutiérrez Cabello. Mateo dejará de ser espectador para competir en la categoría profesional, en la que por primera vez se representará a Medellín por el título Rey vallenato. De llegar a la final, podrá estar en su escenario más anhelado: el Parque de la Leyenda Vallenata Consuelo Araújo Noguera.

Familia y amigos de Medellín y Valledupar se unirán para hacerle barra en una gran fiesta que durante seis días colmará sus tarimas con los acordeonistas más talentosos del país y a donde llegan reconocidos herederos de la tradición vallenata: los Durán, los Zuleta, los Zabaleta, los López… En concierto se presentarán ídolos como Carlos Vives, Diomedes Díaz, Jorge Oñate, Martín Elías y Peter Manjarrés, además de Pitbull, Juan Gabriel y Ricardo Arjona, que aunque son de otros géneros, es una costumbre tener este tipo de invitados.

vermasnotas