“Es un logro”, la cancelación del homenaje a Álvaro Villegas

La SAI se vio obligada a suspender el acto de condecoración después de que el fundador de CDO se abstuviera de recibir el premio 

SAI

Este martes la Sociedad Antioqueña de Ingenieros (SAI) intentó realizar una condecoración al ingeniero Álvaro Villegas, fundador de CDO y padre de Pablo Villegas, actual presidente de la misma constructora, pero el acto fue truncado. La intención de la SAI, según la invitación que fue difundida, era nombrar presidentes honorarios del gremio de ingenieros y constructores en Antioquia al ingeniero Álvaro Villegas Moreno y al arquitecto Laureano Forero Ochoa.

Sin embargo, luego de abundantes manifestaciones y peticiones hechas por las víctimas de la tragedia de Space y demás construcciones de vivienda de CDO que se encuentran evacuadas, y la petición del ministro de vivienda Luis Felipe Henao quien en entrevista en Blu Radio solicitó que el homenaje fuera frenado por considerarlo “una afrenta a la sociedad y a las víctimas” y “un mal mensaje para los ingenieros del país”, la SAI canceló el evento y explicó que el hecho se debía a que el ingeniero Villegas declinó el premio.

Como lo habían expresado en horas de la mañana, algunas de las víctimas de CDO llegaron desde las 3 pm a la sede de la SAI en el barrio Calasanz para protestar por el premio. Con pancartas y consignas alusivos a la tragedia ocurrida en octubre de 2013 y a las dificultades que han vivido en el proceso de negociación y reparación, reprocharon la iniciativa de la organización.

Poco antes de las 5 pm, hora establecida para llevarse a cabo la premiación, la SAI emitió un comunicado en el que informaba que recibió comunicaciones del ingeniero Villegas anunciando su decisión de abstenerse de recibir el nombramiento como Presidente Honorario “por no considerar oportuno este reconocimiento” y, así mismo, solicitaba a la organización abstenerse de hacerlo pues “no lo tomaría la opinión pública como el reconocimiento a una labor por mi gremio, sino que lo confundirían con las dificultades que han afectado a quienes laboraron o fueron propietarios del edificio recientemente demolido”.

Ángela María Cantor, hermana de Juan Esteban Cantor, uno de los jóvenes que murió tras el desplome del edificio, calificó en varios medios nacionales de cínico el homenajear “al dueño de la única constructora que se le ha caído un edificio en el país”. Elkin Hernández, propietario de uno de los apartamentos de Continental Towers dijo a Vivir en El Poblado: “Es un logro de las víctimas, de los medios de comunicación y de la sociedad en general el que se reversara la iniciativa de la SAI”.

Además de las manifestaciones frente a la sede de la SAI, en redes sociales se sintió el descontento de las víctimas y de los ciudadanos que se solidarizaron con una situación que consideraron insólita.