En Lalinde

En Lalinde
Ariel Orozco se queja por una construcción abandonada, en la cra. 37 A con la 11 B, y pide a sus dueños cercar el lote. “No tiene cerramiento y es constante la presencia de habitantes de calle que saquean los depósitos de material que dejaron los constructores. La maleza facilita la proliferación de plagas como insectos y roedores e incrementa la vulnerabilidad de las unidades residenciales vecinas”.