Empezaron las contrapropuestas

     
   
  El representante de los propietarios Ignacio Arbeláez propone no descartar la construcción de intercambios viales en los cruces de la Inferior con La 10, El Tesoro y Los Balsos.  
     
  El pasado 20 de noviembre se posesionaron los cinco integrantes de la Junta de Representantes de los Propietarios y Poseedores de El Poblado, quienes acompañarán el proceso de realización de proyectos viales mediante el sistema de valorización. Con ellos, otros estamentos, como la Sociedad Antioqueña de Ingenieros -SAI- y la Veeduría Ciudadana de El Poblado, han estado interesados en promover debates que, se espera, ayuden a que las obras se hagan de la mejor manera posible y en armonía con el medio ambiente y el bolsillo de los ciudadanos.
Precisamente en un foro reciente organizado por la SAI se oyeron varios pronunciamientos, tanto del Municipio (por intermedio del Fondo de Valorización -Fonval- y la Secretaría de Obras Públicas), como de algunos miembros de la nueva junta y de la Veeduría Ciudadana.
Son varios los aspectos que empezaron a tomar fuerza: uno de ellos, y en el cual hay consenso, es en la necesidad de que los proyectos viales que se realicen involucren el componente ambiental y se hagan con el mayor respeto posible a los recursos naturales, como quebradas y pulmones verdes de la zona de influencia. Otro de los argumentos que empezó a cobrar auge es que las 14 obras decretadas por el Alcalde (ya son 13 porque el puente de la Calle 4 Sur se hará con recursos municipales) son insuficientes para resolver los problemas de movilidad. En otras palabras, algunos consideran que se quedan pequeñas ante la magnitud de una situación que tiende a empeorar, dado el aumento de viviendas y construcciones en la zona y el incremento permanente de vehículos.

“Faltan intersecciones”
Para el ingeniero civil Ignacio Arbeláez, miembro de la Junta de Representantes de los Propietarios, es inconveniente que el Municipio haya excluido del paquete de obras decretadas varias intersecciones a desnivel en las transversales. Se refiere a los cruces de la Transversal Superior con Los Balsos, con la Vía El Tesoro y con La 10 y al paso a desnivel de la Transversal Inferior con la La 10. Expresó el ingeniero Arbeláez que estas obras fueron presentadas (con otros cinco pasos a desnivel que sí fueron decretados) por Planeación en el Plan de Desarrollo 2008 -2011. “Las nueve intersecciones satisfacían plenamente los intereses y deseos de los propietarios de El Poblado porque veían la solución definitiva de los problemas de movilidad vehicular en la parte alta de El Poblado y de esta forma aceptaban el derrame de valorización (…) Pero el último planteamiento no valoriza las propiedades de esa parte de El Poblado sino que las desvaloriza (…) Por consiguiente es inaceptable y sería un error histórico mayúsculo eliminar las intersecciones a desnivel inicialmente propuestas…”.

Para conseguir plata
También propuso este integrante de la Junta de Representantes varias fórmulas para obtener “nuevos y frescos recursos” para ejecutar todas las intersecciones a desnivel y sus obras complementarias. Entre ellas, que el Municipio adquiera todos los predios y el sistema de valorización pague las obras; que todo peso aportado por el sistema de valorización obligue al Municipio a aportar dos pesos; y que todo peso aportado por el sistema de valorización al terminar las obras, obligue a un peso del Municipio hoy.

Desde la Veeduría
Otra de las voces que se oyó en el foro de la SAI fue la de Franco León Guerrero, Presidente de la Veeduría Ciudadana de El Poblado, quien también manifestó su desacuerdo con la iliminación de algunas de las intersecciones viales contempladas incialmente. Opinó que las 14 obras decretadas “no producirían el efecto valorizador”, y que este sólo se conseguiría con obras de primer orden que produzcan beneficio general “y que estén enmarcadas dentro de un Plan Estratégico para El Poblado, Plan que no existe”. El presidente de la Veeduría consideró igualmente “tímido” el plan de obras decretado para sacar al barrio Manila de su “aislamento” y reiteró la importancia de tener especial cuidado con el medio ambiente en cada uno de los proyectos que se ejecuten.