El tráfico los tiene locos

 
 
 

Día y noche los vehículos pesados siguen utilizando la Loma de Chuscalito. Los conductores son indisciplinados y los controles del Tránsito insuficientes.

 
     
 
El desvelo es la característica común de los habitantes de la Loma de Chuscalito, entre ellos los esposos Zoraida Mesa y Gustavo Upegui, quienes se comunicaron con Vivir en El Poblado para dar a conocer la problemática que los aqueja y que dio pie para elevar un derecho de petición a la Secretaría de Tránsito y a la Concesión Túnel Aburrá-Oriente, encargada de la construcción de la Doble Calzada Las Palmas.
Desde hace unos meses, ni de día ni de noche pueden descansar pues el ruido es permanente en esta loma, conocida también como la del Padre Marianito: volquetas, camiones, colectivos, buses intermunicipales y de servicios especiales se desvían en forma inusitada por ella, pese a que está prohibido. Esto se suma al incremento en el tráfico de vehículos livianos, debido a los cierres totales y parciales en Las Palmas, por la construcción de la Doble Calzada en el tramo entre el Country Club y Chuscalito, y al cierre de la Cola del Zorro. La movilidad empeora en las horas de misa en el templo del Padre Marianito. El resultado es que no solo hay contaminación auditiva sino riesgos y accidentes frecuentes.
En el derecho de petición, fechado el 20 de marzo, propietarios y habitantes de las unidades residenciales Space, Poblado Alto, Altos del Poblado Casa Milano y Altos de la Rioja solicitaron a la Concesión Túnel Aburrá-Oriente y a la Secretaría de Tránsito cumplir y hacer cumplir las disposiciones existentes para la movilización en esta loma, que comunica la Transversal Superior (sector Intercontinental) con Las Palmas, e impedir el paso de vehículos pesados, tanto en ascenso como en descenso. Los firmantes solicitaron, por último, “que se nos informe en caso de un accidente por el incumplimiento de permiso y la falta de control, quién responderá ante la comunidad y los afectados”.
 
     
 
El tránsito le dio la razón, pero…
En su respuesta del 31 de marzo, la Secretaría de Tránsito les dio la razón a los habitantes de la Loma de Chuscalito y solicitó al contratista de la Doble Calzada Las Palmas cumplir con los compromisos adquiridos “de no permitir el tránsito de estos vehículos por la Loma de Chuscalito continuando con la ubicación de abanderados en la vía las Palmas con la calle 16”. Así mismo informó que con el fin de finalizar las obras de infraestructura de la Doble Calzada “se amplió el plazo de cierre parcial de la Vía Las Palmas a la altura de la discoteca Capital hasta el 30 de mayo de 2009, (…) Sin embargo, la Concesión Túnel Aburrá-Oriente se compromete a habilitar dos carriles de circulación en la Avenida Las Palmas a partir del 20 de abril dando mayor fluidez y evitando congestiones en el sector”. Agregó la Secretaría de Tránsito que “en dirección Alto de Las Palmas Medellín, sólo se permitirá el tránsito de vehículos pesados que bajaran por Las Palmas desviándose hacia la vía a Loreto a la altura de la Discoteca Capital”. También señaló que “cualquier accidente que ocurra para peatones o vehículos debido a una deficiente señalización será responsabilidad de los contratistas”.

El consorcio responde
En su respuesta al derecho de petición la Concesión Túnel Aburrá-Oriente manifestó entender y compartir la preocupación de los habitantes de la Loma de Chuscalito y se comprometió a mejorar y complementar la señalización existente, pero aclaró que el contratista “no es una autoridad de tránsito competente que pueda obligar a los conductores de vehículos de más de cuatro toneladas a seguir la ruta asignada”.
Lo cierto es que al cierre de estad edición, pese a controles esporádicos del Tránsito y al incremento de la señalización, la situación seguía igual o peor en la Loma de Chuscalito, entre otras cosas porque el tramo Country Club-Discoteca Capital fue cerrado de manera total entre el 22 de abril y el 1 de mayo.