El proceso de selección de este domingo

Cualquiera que sea la opción que tome este domingo: eligiendo a alguien, votando en blanco o sumándose a la larga lista de abstencionistas, cada ciudadano genera un impacto en la democracia, que la hace más fuerte o la debilita
Este domingo 25 de octubre es de elecciones. Para el caso local, la ciudanía elegirá a los sucesores de Aníbal Gaviria en la Alcaldía de Medellín, de Sergio Fajardo en la Gobernación de Antioquia, además de los miembros del Concejo Municipal, la Asamblea Departamental y, con un rol también clave, la Junta Administradora Local, como vínculo directo entre los entes centrales y el barrio. 
Los cargos rotan, como está previsto en la Ley, pero el elector vuelve a tener un protagonismo trascendental, sin rotación ni posibilidad de delegación. Más que votar, visto como el hecho simple de depositar un tarjetón, en realidad es llevar a cabo como ciudadano el proceso de selección más importante que se le encomienda, con requisitos sencillos: estar habilitado y, que no suene a obviedad, hacerlo una única vez.

Cualquiera que sea la opción que tome este domingo: eligiendo a alguien, votando en blanco o sumándose a la larga lista de abstencionistas, cada ciudadano genera un impacto en la democracia, que la hace más fuerte o la debilita. Sin duda, no hay impacto cero.

La manera como el ciudadano ejerza esa responsabilidad individual, remite a pensar qué hacemos cuando participamos de un proceso de selección como candidatos a algo o como seleccionadores de alguien. Procesos que están presentes en la mayoría de las actividades de la vida diaria: laboral, educativa, de negocios, de relaciones personales.

Sin embargo, pasando al ámbito de la democracia, ¿cuántas veces el ciudadano hace el ejercicio con rigor de seleccionar a conciencia entendiendo primero cómo está definida la institución para la que se escoge representante, qué metas debe lograr y quiénes serán sus representantes? De cómo se realice el proceso de selección dependerá el resultado.

Hoja de vida, valores, nivel de educación formal, estudios posteriores, promedios académicos, referencias personales, comerciales y laborales, antecedentes judiciales, exámenes de conocimiento, de razonamiento, sicológicos, médicos, entorno familiar, habilidades, destrezas, ensayos que demuestren claridad de pensamiento y objetivos, antecedentes financieros, embargos familiares, situación patrimonial, entrevistas hacen parte de una muestra del recorrido que se debe se debe encarar como candidato a cualquier cargo. ¿Cómo hará la selección este domingo?

Alcaldía, Gobernación, Concejo, Asamblea y la JAL tienen abiertos sus procesos de selección y como ciudadanos debemos definir: más allá de nombres, rostros, eslóganes o colores, en realidad los funcionarios que van a ejecutar los planes de corto y mediano plazo y a ajustar los planes de desarrollo de largo plazo que en conjunto determinarán llegar o no a ser una sociedad más equilibrada en espacios vivibles, una sociedad tranquila donde se construya sobre la base de la convivencia y el bien común, donde tenga cabida el interés colectivo.

Que no sea una decisión emocional de la jornada. Hay tiempo en estas horas de la víspera de las elecciones para profundizar con rigor en el análisis nombre por nombre entre los candidatos. Vivir en El Poblado ofrece a todos sus lectores en el impreso y en su portal web, el Especial de Elecciones, que permite acceder a un panorama general y al foro que se realizó durante siete semanas sobre temas sensibles de la comuna 14, la ciudad y la región. Está en sus manos el proceso de análisis y de decisión.