El Poblado recibió a diciembre con reducción en pólvora

El Área Metropolitana no registró en la madrugada del jueves afectación significativa en la calidad del aire asociada a la quema de pólvora en sus monitores. Foto Juan David Caicedo
 
Las autoridades estuvieron en alerta la noche del 30 de noviembre, pero la quema de pólvora fue poca. Líder barrial explica que aunque sigue la tradición, se reduce el uso de globos y explosivos

Por Laura Montoya Carvajal

laura.montoya@vivirenelpoblado.com.co
 

Con cero quemados pasó la noche del 30 de noviembre y la madrugada del primero de diciembre en Medellín, por primera vez desde el 2012. El mayor Leonel Rogeles, comandante de la estación de Policía de El Poblado, aseguró que la jornada fue muy tranquila y felicitó a los habitantes de la comuna por su buen comportamiento. Describió que no hubo requerimientos a sus hombres a razón de pólvora y globos, aunque recalcó que aún falta atender las celebraciones del 24 y el 31 de diciembre.En otros años, el problema sí se ha dado con regularidad en algunas zonas de la comuna: “antes se han presentado problemas relacionados con la quema de pólvora en la loma de Los Parra, también en el sector de El Chispero y El Garabato”, dijo Rogeles. El mayor indicó que si bien los agentes de Policía hacen presencia en estos sitios, esto no garantiza que no se quemen pólvora o globos, ya que quienes van a hacerlo buscan lugares donde no haya agentes y ocultan los elementos en sus residencias, a donde los policías no pueden entrar.

En 2010, incluso, se presentó en el sector de El Chispero, barrio Los González, un altercado entre la Policía y quienes estaban prendiendo globos en el momento de la intervención. Según Diego Rúa, presidente de la Junta de Acción Comunal de Los González, desde entonces se han reducido estas prácticas por las prohibiciones que se han hecho. Sin embargo agrega: “Muchas familias quieren conservar la tradición y es muy difícil convencerlos de que dejen de hacer globos y echar pólvora”. Rúa explicó que son comunes los festivales de globos y que aunque la Alcaldía hace presencia con campañas de sensibilización, algunos no acatan estas instrucciones.

En su opinión, la situación requiere un mejor manejo por parte de las autoridades. “Debe haber más respeto, diálogo y acercamientos más cordiales a la comunidad”, afirmó.

El mayor Rogeles pidió a la comunidad también estar alerta a ladrones, pues en la época aumenta el hurto a personas y a residencias en el sector. “Rogamos que si ven una situación extraña, o personas que no hacen parte del paisaje usual, llamen a la Policía de manera preventiva”, concluyó.