El Poblado estrena Ecoparking

El Poblado estrena Ecoparking
Además de novedoso, se convierte en una buena alternativa en una zona de compleja movilidad


Fotos cortesía

El miércoles 5 de diciembre, el Laboratorio Clínico Hematológico, ubicado en la carrera 43 C con la calle 5, inauguró el primer sistema de parqueo robotizado de que se tenga conocimiento, no solo en Colombia sino en América Latina.

Se trata de un parqueadero bajo tierra, ensamblado y puesto en servicio en un sótano de 20 metros de profundidad, con cinco niveles y 95 celdas, cuya construcción tomó cuatro años y requirió la excavación de 10 mil metros cúbicos de tierra. Con tecnología coreana, a este modelo se le conoce internacionalmente como Sistema Inteligente de Parqueo, utilizado en algunos países europeos y asiáticos. En Corea, por ejemplo hay en servicio más de 66 mil celdas de este tipo.

De acuerdo con información suministrada por las directivas del laboratorio Clínico Hematológico, la única manipulación humana que requiere este parqueadero es para activar la automatización; soporta vehículos de hasta 3.500 kilos y recupera el carro más lejano en menos de dos minutos. La entrega del carro se realiza de frente, para que el conductor no tenga que salir del ascensor o elevador en reversa. Los elevadores se encargan de mover los vehículos entre los niveles, en sentido vertical. Un complejo sistema de transferencia se encarga de los movimientos horizontales y de la ubicación de los automotores en las celdas.


Fotos cortesía

Así empezó
Desde el año 2008, crear espacios de parqueo suficientes en una zona carente de ellos fue uno de los retos de las directivas del Laboratorio. Luego de comprar el predio, “todas las soluciones propuestas por arquitectos, ingenieros y diseñadores solo daban, como máximo, la generación de 40 celdas de parqueo, con un enorme sacrificio de terreno y espacio que el Laboratorio, en su proyecto de crecimiento, no podía permitir”, dicen sus directivas. Fue así como se dieron a la tarea de buscar durante siete meses alternativas alemanas, chinas y americanas hasta que por internet se halló la solución. La encontró Germán Campuzano, gerente general del Laboratorio: era un sistema muy usado en Asia durante 15 años, utilizado por más de 150 grandes empresas. “Funciona con energía eléctrica y con base en contrapesos, motorreductores, variables de velocidad y un programa de computación, bajo un sistema lógico, optimiza el espacio y el tiempo disponibles para generar una perfecta experiencia de parqueo”, explican.
En su construcción participaron más de mil personas, entre personal directo e indirecto.