El nuevo impuesto, de expectativa a realidad

Mucha gente ha especulado sobre lo que le viene a El Poblado y por ende a Medellín sobre esta nueva situación, que si bien para muchos no fue muy bien recibida, para otros se presenta como una oportunidad.Esa es la gran diferencia entre las personas, unos ven el vaso medio lleno y otros lo ven medio vacío. Por eso, esta nueva realidad que se da en la ciudad debe ser vista en su dimensión de oportunidad.

Al analizar las cifras que presentan en el último informe de Camacol, se pueden sacar unas conclusiones bastante interesantes. Se habla de que aproximadamente hay en El Poblado unas 2.250 unidades que están en oferta en 92 proyectos con las condiciones anteriores al Acuerdo. De ellas cerca de 750 son de más de 120 metros, el resto es de menor área. Considerando el ritmo de venta actual, que representa una dinámina más ajustada a la realidad de la ciudad que la que vivimos en 2003, con el llamado boom de la construcción, este inventario tendrá una duración de menos de un año, y hay que tener en cuenta que dadas las nuevas condiciones, este inventario, muy probablemente no crezca y por lo mismo precio y opciones diferentes sufrirán cambios notorios en los próximos meses.

Según consideraciones de algunos analistas, el efecto que puede tener el nuevo impuesto se deberá traducir en el precio del metro cuadrado, de manera que en la nueva situación el valor deba subir entre 200 y 300 mil pesos. En promedio en El Poblado el precio por metro cuadrado es de millón 645 mil pesos, si se le incluye el recargo que tendrá el nuevo impuesto, el precio puede subir 300 mil pesos. Este solo dato hace que las propiedades muy pronto tendrán una valorización real que en algunos casos llegará al 20 por ciento sobre el valor actual.

La recomendación entonces es clara, tomar una decisión de compra rápidamente. Si usted ha estado pensando en compra, no deje pasar este momento, todo se da para hacer un gran negocio. El valor actual del metro está en un buen nivel, el costo de los insumos se ha mantenido estable y por lo mismo el precio de venta refleja esta situación. Igualmente, el valor de los créditos, tanto en UVR como en pesos ofrecen tasas bastante atractivas. También el novedoso sistema de leasing que ofrece una ventaja tributaria bastante significativa. De la misma forma es bien interesante considerar el sistema de ahorro AFC, que da como beneficio básico la reducción de los pagos de retención en la fuente y renta anual al disminuir la base gravable, y por último la flexibilidad en la negociación que ofrecen las empresas constructoras.

El Poblado es desde siempre el epicentro para la inversión y con el nuevo impuesto o sin él, seguirá siendo el lugar más atractivo para hacer los mejores negocios.