El mayor valor de la Valorización

¿Ahora vale más un apartamento en la parte alta de la calle 10? Al plan de Valorización sí que lo han rodeado especulaciones, pero desde el análisis experto de la propiedad raíz hay ya una conclusión: la mejor movilidad sí es un indicador como modificador del valor del suelo
11 mil millones de pesos valió la construcción del puente de la transversal Inferior sobre la calle 10, 10.300 millones fue el valor del intercambio de la Superior con El Tesoro, y 2.084 millones demandó la inversión en las obras de conexión de la avenida El Poblado con Las Vegas y el sistema vial de río, solo para citar los proyectos concluidos en el calendario más reciente. 

¿Y qué dicen los propietarios de predios ubicados en la zona de influencia? Una parte de la evaluación es sobre cumplimiento y calidad de las obras. Factor importante porque en Medellín no pueden hacer carrera ni los pliegos de licitación a medias, ni los retrasos, ni los elefantes blancos, ni los resultados mediocres.

Otro filtro es el de utilidad y de operación integral correcta, que se perciba que aguantar tanta restricción, más ruido y polvo valió la pena porque el rendimiento en la vía cambió. En este caso tiene marcas negativas el puente de la Superior con El Tesoro, al punto que la Secretaría de Movilidad reconoció que el funcionamiento no ha sido el esperado y que se requieren rediseños, no de obra, sino en la forma de operar las vías del entorno.

Y una manera más de hacerles corte de cuentas a estos proyectos viene dada justo por la promesa inicial del paquete de obras, por el letrero que leímos a la entrada: Valorización.

Valorizar, además de equilibrar la inversión pública en la ciudad –los ciudadanos evaluados como más pudientes cofinancian las obras para liberar recursos que serán destinados a las comunidades que habitan en condiciones desfavorables–, fue la promesa inicial.

¿Y vale más su predio, señor propietario de un apartamento en la parte alta de la calle 10? Al plan de Valorización sí que lo han rodeado especulaciones, dimes y diretes, pero desde el análisis experto de la propiedad raíz hay ya una conclusión: la mejor movilidad sí es un indicador como modificador del valor del suelo.

El año pasado, con las obras en ejecución, los precios en el mercado inmobiliario crecieron 7,5%. No es posible establecer en detalle cuánto pesó la Valorización en ese incremento de valor, pero que incidió, según el análisis de propiedad raíz, incidió. Y lo seguirá haciendo, con un nuevo capítulo por desarrollar: ¿Qué ocurrirá con los avalúos catastrales y, en consecuencia, con el impuesto predial?

El mayor valor aportado por la valorización, con la discusión todavía abierta en la zona de El Tesoro y a la espera de soluciones de movilidad efectivas, se podrá medir predio a predio al final del año y cada caso tendrá sus consideraciones. La que sí es ya una evidencia es que El Poblado está saliendo del atraso vial alguna vez estimado en 30 años.

Las obras fueron cuestionadas y el sistema de cobro recogió todo tipo de pleitos jurídicos y políticos, pero vale una pregunta de cierre para que analice y compare: ¿Qué sería de las transversales (queda el lunar de El Tesoro), de la zona conocida como las Santas, de las lomas, de Linares sin los nuevos tramos? ¿De qué magnitud sería el colapso vial en una comunidad donde la construcción no se detiene?