El Mango

Puede llegar a medir 30 metros de altura y uno de diámetro. Con su copa puede cubrir 12 metros. De raíces profundas, las partes jóvenes dan un jugo lechoso de olor reconocido. Las hojas son de color verde oscuro brillante en la madurez y de un tono que va de rojizo a granate en la juventud. Las flores son pequeñas y amarillentas, muy aromáticas.

El mango es un árbol de longevidad prolongada, ideal para clima seco. Se desarrolla mejor en suelos profundos, bien drenados y ricos en materia orgánica. La madera del mango es liviana y se emplea en construcciones rurales, en cajones y en guacales. Su fruto lo convierte en un rico recurso alimentario pues se puede comer crudo o cocido. Este de la foto está en la Loma de los Parra.