El Laurel

Su tronco principal mide aproximadamente un metro de diámetro, aunque el árbol ramifica desde la base. La copa del Laurel es redondeada y extendida y cubre hasta 12 metros a la redonda. La corteza es gris clara y tiene abundante látex blanco. Sus raíces son superficiales, fuertes y extendidas. Las hojas son de color verde oscuro brillante, miden hasta 12 centímetros de longitud con estípulas terminales que cubren las yemas y están dispuestas en espiral. Las flores están encerradas en unos receptáculos huecos piriformes, similares a las brevas. En el receptáculo las flores masculinas están en la parte superior y las femeninas en la inferior. Los frutos son globosos, lisos y de color rojo oscuro en la madurez. Son apetecidos por la fauna silvestre, especialmente las aves.

El Laurel se utiliza indistintamente como planta de interiores o exteriores. También se siembra en linderos y como cortina rompevientos. Es apropiado para sembrar al borde de carreteras y quebradas, también en parques, plazas y avenidas. Como está tan ampliamente difundido, lo plantan mucho en sitios inapropiados pues no tienen en cuenta que sus raíces superficiales afectan acueductos, aceras, alcantarillados, muros, jardineras y otros por el estilo.

Este Laurel está en Eafit.