El invierno no deja

 
 
     
 
A pesar de tener grandes avances en el paisaje que acompaña la vía, y en la instalación de redes; el inesperado y cambiante clima continúa siendo el principal inconveniente para comenzar la pavimentación.
La Vía Distribuidora constará de tres carriles paralelos a la Vía Regional, y tendrá una extensión de 5 kilómetros desde la quebrada Zúñiga en Envigado, hasta la calle 34 en sentido sur-norte.
Vivir en El Poblado recorrió un tramo de la obra con Gustavo Córdoba García, Subdirector de Proyectos del Área Metropolitana, quien explicó detalles y avances de la vía.

¿Cuál es el estado actual de la obra?
Esta vía podríamos decir que tiene un avance aproximado del 80 al 85%. Tenemos sectores que ya están prácticamente para pavimentar, pero necesitamos que no llueva para que el material coja de nuevo la resistencia, y se seque para imprimar (poner el asfalto), porque si no es así, no podemos aplicar el pavimento. Venimos con días de verano, pero las noches son exageradamente cargadas de agua.

¿Qué función tiene ese terreno que separa de las otras vías?
Esos son los jarillones, barreras entre vía y vía. Son una conformación en talud que además de servir como barrera auditiva, sirve para la siembra de árboles y mejora el paisajismo de la obra. Así tenemos una vía lineal, totalmente arborizada que no permite distracciones y la aísla de los que van al lado.

¿Qué se puede decir que esté terminado?
Tenemos jarillones configurados, conductos de agua aunque fue algo crítico. También logramos hacer todo el desmonte de la red eléctrica en un tiempo menor al previsto.
Hay que decir que aunque nos generó ciertas demoras, fue muy importante que de manera conjunta con Epm, instalamos la red de agua potable que estaba proyectada a hacerse en 2010 o 2011, tiempo en el que hubiera sido necesario romper la vía, causando daños y perjuicios para la misma. Incluso a Epm le tocó traer piezas de esa tubería que no se consiguen en el país. Eso generó retrasos pero va a ser una ganancia en el futuro para toda la ciudad.

¿Por qué no comenzar a pavimentar?
Porque la base y la sub-base deben tener una resistencia necesaria para imprimar, si no tiene esa resistencia, que lo define la Ley de Pavimento del Invías, yo no puedo pavimentar. Con este invierno yo creo que ni llegamos al 60% de esta resistencia o estos parámetros, y la norma exige mas del 95% para poder sellar.
Si pavimentamos con el terreno mojado, las partículas con agua se expanden y cuando se seca se comprimen porque bota el agua. Si se pavimenta así, cuando se seque, con el peso de rodadura se aplasta y ahí es donde dicen: ¿si lo acaban de pavimentar por qué salió malo?, se agrieta el pavimento y salen los huecos. Se trata de hacer el trabajo bien, no hacerlo a la carrera. A simple vista pareciera que estuviera listo para pavimentar, pero son detalles técnicos para tener mucho cuidado.

¿Qué otras consecuencias trae el invierno?
El agua daña la base y la sub-base que es la estructura, no permite trabajar. Para poder aplicar el sellante, que es un asfalto líquido, es necesario tener altos porcentajes de sequedad y de dureza. Entonces si llueve, la máquina tiene que levantar y revolcar para que el terreno se seque, y la gente cree que está igual, pero ya se han hecho trabajos internos. Si vuelve a llover, toca volver a hacer lo mismo porque no hay otra forma. No podemos poner una carpa de 5 kilómetros a lo largo de toda la obra.

¿Cómo informarán a la ciudad sobre la vía?
En los próximos días comenzaremos con los trabajos de socialización con los usuarios de la Vía Distribuidora, que sepan cómo utilizarla. Este tipo de vía demanda que las personas que la usen tengan mucha claridad sobre el lugar al que se dirigen. Con la gente de comunicaciones del Área Metropolitana comenzaremos un proyecto para socializar. Esta vía es muy importante porque como su nombre lo indica, distribuirá a los que salgan a otras calles de la ciudad, y recibirá trafico de carros de municipios del sur.

¿Cuándo se entregaría la obra?
Hay que tener en cuenta que en junio y julio no tuvimos verano, eso nos ha movido todo el plan de trabajo porque los materiales también deben de estar secos, para no cargar agua. Hay que pensar en octubre o más adelante.

¿Qué importancia tendrá la Vía Distribuidora para Medellín?
Además del servicio de movilidad, generará descontaminación. Mientras los vehículos tengan más fluidez, deben contaminar menos en teoría y eso es lo que queremos medir para descontaminar el sector y la ciudad. Reducir la contaminación es una parte vital dentro de la filosofía del Área Metropolitana.