El impuesto de rodamiento se diluiría en la gasolina

 
 
     
 
“No es que vaya a subir la gasolina”, se adelanta a aclarar el congresista, “significa que los ciudadanos no tendrían que sacar de contado el impuesto de circulación o rodamiento. Todo el mundo se queja de ese impuesto, de pagarlo como si se rodara todo el año cuando con el pico y placa hay carros que se quedan parqueados dos meses”. Con este proyecto, “lo que se paga depende de usted y la gasolina que consuma, no del Estado”.
Basado en estas consideraciones, el senador Vélez concluyó que la mejor manera de cambiar la estructura del tributo de circulación “es pagándolo a medida que se va tanqueando, por cada medida de combustible. Eso significa que el conductor paga por lo que rueda y paga la utilización de las vías por donde rueda. El 20% de este impuesto iría al municipio donde está la estación de gasolina y el 80% al departamento”. De acuerdo con los cálculos hechos por el senador Vélez, su propuesta convertida en Ley podría implicar un incremento por galón cercano a los $200 pesos o, en aproximaciones pesimistas, de $450.

Ventajas para municipios
Para Jorge Enrique Vélez, este proyecto garantizaría un pago justo. “Muchos municipios se quejan de que tienen vehículos matriculados de otra ciudad y que circulan por sus vías sin pagar impuestos, pese a que los afectan con su movilización. Por ejemplo, en Medellín se ve mucha placa de Envigado o Bello y nunca pagan impuesto de rodamiento en la ciudad”. Además, “con la propuesta, cerca de 800 municipios van a recibir recursos que no recibían. Municipio que tenga una estación de gasolina va a percibir plata de impuesto de rodamiento”. Y es que de los casi 1.100 municipios que tiene Colombia “solo 235 matriculan carros, o sea que solamente a ellos les llega la plata del impuesto”, asegura.
Otras de las ventajas que Vélez encuentra en su proyecto de ley es que empezarían a pagar muchos de los que hoy están exentos del pago del impuesto de circulación, como volquetas y motos, y se acabaría la evasión. “Departamentos como el Valle tienen hoy una cartera de 57 mil millones de impuesto de rodamiento, y Medellín y Antioquia más o menos lo mismo. ¿Se imagina cuántas vías podremos mejorar o construir con 60 mil millones?”.
El proyecto también contempla que el 20% del dinero que recojan por este concepto las estaciones de servicio que estén en vías nacionales “se le lleve a Vías Nacionales para recuperar las carreteras”.

Compensación
Una propuesta como esta en un momento en que el país entero reclama al gobierno la reducción del precio de la gasolina ajustándolo a los bajos precios internacionales del petróleo, genera polémica y no pocos contradictores, como los transportadores de carga y los transportadores públicos, quienes, más que otros, verían afectados sus bolsillos. Ante esta inquietud, el senador Vélez añade que “estamos buscando que a ellos no se les cobre la matrícula para que puedan compensar ese mayor valor que están pagando”, no obstante insiste en que “es un impuesto justo pues el vehículo de servicio público que está rodando todo el día, el taxi que no para en un centro de acopio y circula todo el día, está utilizando la vía y al utilizar la vía paga más”.
De todas maneras, el congresista manifiesta su desacuerdo con la decisión del gobierno de congelar los precios de la gasolina en vez de rebajarlos, por eso esta semana se adelantará un debate sobre el tema en la Comisión Quinta del Senado, a la cual pertenece.