“El estudio no conoce la situación de la persona”

Luis Alberto García, director de Fonvalmed, se comprometió a revisar “de una manera juiciosa” los cobros de Valorización reportados

A propósito de las protestas contra el cobro de Valorización expresadas por habitantes de El Poblado en varios plantones, y de las inquietudes y los casos de personas afectadas, publicados por Vivir en El Poblado, el director del Fonvalmed Luis Alberto García explica algunas consideraciones que se tienen para efectuar dichos cobros.


Imágenes del segundo plantón contra la Valorización, realizado en las inmediaciones de el Parque de El Poblado

“Situación económica es diferente al beneficio”
“Una ciudad consolidada utiliza la estadística y los modelos para estudiar y establecer los temas, de lo contrario sería inviable cualquier propósito. Esto nos lleva a conclusiones que interpretan la generalidad y, por su naturaleza, no detectan los casos individuales. Una propiedad puede estar localizada en una zona como la Milla de Oro, Provenza o el Parque Lleras, donde de acuerdo con el estudio del suelo y los factores, el beneficio es alto, pero el estudio no sabe que el bien de una persona es solo para vivir. Una cosa es la situación de la persona y otra cosa es el beneficio. Esto puede ser mal interpretado, pero el beneficio se da donde se da, porque las obras están donde están y la movilidad es lo que es, y ni las obras y ni la movilidad consultan si la persona tiene ingresos o no”.


Luis Alberto García

“¿Equidad o inequidad?”
“Yo me reservo opinar sobre equidad o inequidad, pero entiendo que no hay contribuciones iguales y que hay diferencias importantes. El hecho no es el valor de la propiedad, es si yo estoy interesado en venderla. Nadie tiene por qué venderla si no quiere (…) Pero no me pueden decir que una propiedad vale menos porque es de un jubilado. Ahí es donde digo que esas situaciones deben considerarse”.

“Es el momento de hacer visibles esos casos”
Respecto a los casos presentados en Vivir en El Poblado de las familias Santamaría y Montoya (edición 593), el director asegura que los va a revisar y estudiar, así como los presentados por los líderes de la comunidad, los 20.800 recursos de reposición y los 3.100 derechos de petición recibidos en el Centro de Atención en San Fernando Plaza. “Los voy a adoptar de una manera personal, no voy a dejar solos a los abogados, los ingenieros o los trabajadores sociales, porque después de tenerlos claros, no quiero equivocarme. Desde el 25 de octubre comenzaron las visitas de los trabajadores sociales y, de hecho, a Rosa Elena Montoya, habitante de Manila (uno de los casos publicados por Vivir en El Poblado), le confirmaron su asistencia esta semana”.

Tras preguntar si no se encontró una metodología alternativa para identificar estos casos, antes del cobro, el director del Fonvalmed aseguró: “Este es el momento para hacer visibles los casos, cuando la gente siente que el cobro no es coherente con su situación. Es más práctico que una persona se exprese ante un acto administrativo que nosotros salir a buscar”.


Imágenes del segundo plantón contra la Valorización, realizado en las inmediaciones de el Parque de El Poblado

Aunque el plazo para interponer los recursos de reposición se cumplió el 28 de octubre, reiteró que se siguen recibiendo, pero que tendrán un efecto distinto, en el sentido de que se efectuará la factura.

“El Estatuto requiere un ajuste”
La prioridad de Luis Alberto García es revisar los casos y aplicar lo que el Estatuto permite, que es en principio el congelamiento en caso de calamidad. En su opinión el estatus de calamidad (artículo 56) se define de una manera general y la calamidad no es un tema absoluto. Así como para una persona de cierto nivel socieconómico puede ser calamidad pagar tres millones, para otra pueden ser 30 millones. En ese sentido piensa que el Estatuto requiere un ajuste. Por ahora le dirá a la gente que evidentemente presente un desbalance entre el cobro y lo que puede pagar, que detenga su angustia.

Hasta la fecha (29 de octubre) las situaciones reportadas como calamitosas son 117, por lo que en materia de monto de contribución no significan un porcentaje que atente contra la estabilidad financiera del proyecto. También esperan conciliar en los casos de Space, Asensi y Continental Towers en los cuales se presenta otro tipo de calamidad relacionada con la imposibilidad de disponer del bien gravado.

¿Qué factores definen la Valorización?
El estudio de valores del suelo establece cuánto vale el suelo sin obras y con obras. Por ejemplo, en la loma de Los González con la Avenida 34, están los barrios El Chispero, Los Naranjos y la urbanización Malusa. Aquí el valor del suelo es el mismo pero lo que hace la diferencia es que se le suman factores (edificio, retiro de quebrada, compromiso vial, topografía, riesgo, estructuras, servidumbres de servicios públicos, predios de la zona de citación adicionada en 2014, usos del suelo, medio ambiente, paisaje, movilidad) que aumentan o disminuyen el beneficio, lo que explica por qué en un mismo sector el cobro de Valorización es diferente. “Dos lotes tienen una área de 1000 metros cuadrados y tienen el mismo beneficio en el estudio del suelo, pero uno de ellos tiene un edificio de 20 pisos y el otro una casa de 100 metros cuadrados. ¿Quién paga más Valorización? El de la casa, porque un solo propietario asume el cobro, además de lo que podría ser construido. Eso explica porqué mi vecino paga menos que yo”.

Asegura que las obras de las transversales van a redistribuir el tráfico y descongestionarán la Avenida El Poblado. “La obras no solo están arriba. Tanto la Avenida 34 como el corredor carrera 43 BCD van a ser un auxilio fundamental”, aclaró, pues esa queja ha sido reiterada.