El Cuentico Amarillo será digital y colaborativo

Antesala a la Fiesta del Libro y la Cultura
El Cuentico Amarillo será digital y colaborativo
Uno de los procesos previos a la realización de la octava versión del evento consiste en la renovación del reconocido librito, que busca fomentar la lectura en la ciudad

cuentico1

A pesar de que la Fiesta del Libro y la Cultura se realizará del 12 al 21 de septiembre, desde ahora la organización realiza actividades con miras a este evento, referente cultural de Medellín. Uno de los más relevantes es la creación del Cuentico Amarillo, estrategia tradicional de la fiesta para fomentar la lectura, donde historias y personajes que hacen parte del imaginario colectivo son adaptados al contexto de la ciudad, a través de historias cortas.

Por esta publicación han pasado Julio Verne, Sherezade, Pinocho, Los Tres Cerditos, entre otros. Este año le toca el turno a Hansel y Gretel, el cuento de la tradición oral alemana recopilado por los hermanos Grimm. Pero hay dos grandes diferencias con respecto a las versiones anteriores del Cuentico Amarillo: será digital y su proceso de creación será colaborativo. Además, hará parte del Salón del Libro Digital que estará en la próxima edición de la fiesta.

Juan David Vélez Gómez, asistente de dirección de los eventos del libro, cuenta que “nosotros queremos poner la Fiesta del Libro y la Cultura a la vanguardia de los eventos que están relacionados con el libro. Y el paso que nos pareció más coherente con ese propósito era comenzar a investigar y a explorar el tema de lo digital, que nos ofrece muchas posibilidades nuevas”.

Trabajo en equipo con la juventud de Medellín

Para este propósito, los organizadores hicieron alianza con Manuvo, empresa de origen mexicano -que además tiene sedes en Colombia y Reino Unido-, especializados, según palabras de su director Mauritz Montañez, en “la intercesión de la tecnología con la cultura, entonces hacemos productos y servicios tecnológicos para distintas industrias culturales como las del libro y la museografía”.

cuentico2

Pero la intervención de Manuvo no consiste únicamente en la generación del libro digital, sino en dictar talleres a jóvenes estudiantes y profesionales de Medellín, con el objetivo de construir el libro a partir de la diversidad e interdisciplinariedad del grupo. Montañez cuenta que la “mezcla de metodologías -que se usará para el proyecto- ha sido una mezcla del trabajo que hemos venido realizando y la experiencia que hemos obtenido en la empresa durante este tiempo que hemos trabajado”.

Según Vélez Gómez, a raíz de la naturaleza del proyecto “era necesario convocar personas con diferente perfil que se pudieran sumar en esta construcción, y nos parece interesante que sean los jóvenes de la ciudad los que hagan parte, porque es una manera de que nosotros les entreguemos un conocimiento que luego ellos pueden traducir en cosas buenas para sus carreras y sus vidas”. Ingenieros, animadores, ilustradores, músicos y comunicadores, son algunos de los perfiles que dijeron que sí a este proyecto.

Catalina Holguín, editora y socia de la sede de Manuvo en Colombia, afirma que “en la medida en que sea participativo, lo que suceda en la Fiesta del Libro va a sentirse más como una cosa de la ciudad y menos como algo de una empresa que se llama Manuvo. El ideal sería un proceso que realmente enriquezca la feria y a la gente que participó”.

Comienza el proceso

El primer encuentro entre Manuvo y los jóvenes de la ciudad sucedió en Ruta N, del 19 al 21 de mayo. Estos días fueron fundamentales, no solo para configurar el grupo, sino para generar las ideas y pautas principales de lo que será el próximo Cuentico Amarillo.

cuentico3

Según Montañez, en los primeros tres días se vieron “fundamentos de cómo se hace el asunto y cosas mucho más prácticas en términos de los perfiles de cada quien, sobre todo para que la gente descubra qué es lo que tiene para aportar en un proceso de producción como este. Lo importante es entender que es un proceso de colaboración, que es un esfuerzo muy interesante, y ya se nota cómo afloran las pasiones y salen ideas interesantes en la interacción de los grupos”.

Con respecto al desarrollo que ha tenido la iniciativa, Holguín expresa que “estamos felices. El grupo es muy bueno y la convocatoria también. Está diversa, que era lo más difícil, y hemos visto a la gente motivada. Creo que estamos diciendo cosas nuevas y hay un aporte real en conocimiento”. Además, comenta que “lo ideal es que el proceso final sea tan participativo como ha sido esta fase de planeación”.

Paso a seguir

Después del primer encuentro entre los miembros de Manuvo y los jóvenes de la ciudad, donde se definió el norte de la historia y los roles de cada participante, sigue una etapa de trabajo, a distancia, hasta agosto. Holguín afirma que el éxito de la iniciativa “depende de que podamos mantener una buena comunicación a distancia, que es uno de los retos del proyecto, y que la gente sienta motivación y que vale la pena participar”.

Por su cuenta, Montañez comenta que “la expectativa que tenemos nosotros es bien interesante respecto a lo que la gente pueda mostrar”. Y ¿cómo no? Si los tres primeros días de trabajo arrojaron muy buenas propuestas y demostraron que las personas de la ciudad saben trabajar en equipo y compartir ideas.

cuentico4

Julián Serna Gallego, estudiante de Composición -Música- de la Universidad de Antioquia, dice que “el avance ha sido significativo, ya que comenzamos de cero, sin tener idea, pues muchos no teníamos la experiencia de trabajar en un grupo multidisciplinario, pero ya que nos reunieron en varios grupos y cada uno ha aportado sus ideas, hemos sabido empezar a desarrollar este proyecto. Creo que van a surgir muy buenas ideas”.

Finalmente Juliana Rojas, estudiante de último semestre de Diseño Industrial en la Universidad San Buenaventura, quien también hace parte del grupo, afirma que “como diseñadora, he podido ver la calidad de otras profesiones. Me parece muy chévere que tengan en cuenta a los jóvenes y a la población en general de Medellín, porque el trabajo que se está haciendo es para la misma ciudad”.