El Chiminango

Las flores del Chiminango son de color crema y aromáticas. El fruto es una legumbre retorcida de color amarillo claro; cuando madura es de color rojizo o marrón. Mide de 10 a 14 centímetros de largo y un centímetro de ancho. Las semillas son negras y aplanadas. El Chiminango se adapta bien a cualquier tipo de suelo y soporta sequías prolongadas.

Todas las partes de este árbol son utilizadas en múltiples actividades: Del tronco sale una goma marrón que disuelta en agua se utiliza como pegante; su madera blanda se utiliza para postes y para leña; la pulpa que rodea las semillas es alimento para las aves; la corteza tiene propiedades medicinales, las semillas molidas se usan como concentrado rico en proteínas; también se les saca un aceite que se usa para hacer jabón.

Además el Chiminango se usa como cerca viva y como cortina rompevientos.