El Caucho

Si usted hace una incisión en el árbol, en cualquier parte, verá salir un látex blanco y espeso. Por la explotación de ese líquido fue que existió una nueva esclavitud en las selvas de Colombia en este siglo.

Las raíces del caucho son superficiales y gruesas. También tiene unas raíces aéreas que salen del tallo y de las ramas y que crecen hasta el suelo para convertirse en apoyo de las mismas ramas. Las flores están encerradas en unos receptáculos en forma de breva y en la parte apical tienen un pequeño opérculo por donde entra el insecto polinizador. El tamaño del caucho puede ser controlado mediante podas, por eso se comercializan ejemplares jóvenes como planta de interior.

El caucho es ideal para zonas verdes amplias sin restricciones pues sus raíces pueden ocasionar daños en tuberías y obras civiles.

Aún así, sus raíces no deben podarse pues además de soporte son una de las características que lo hacen ornamental.