Población de paso que invita a quedarse (editorial)

La comuna 60 (San Cristóbal) es el cuarto corregimiento que visita las páginas de la serie Vivir en Medellín para enseñarnos de su territorio, pero en especial de sus mujeres y de sus hombres. Para hacernos notar dos preocupantes coincidencias con sus homólogas: la densificación urbanística y la ruralidad atropellada.


La producción agrícola es la principal actividad económica del corregimiento San Cristóbal, comuna 60, de Medellín. Cultivo de cebolla en la Vereda La Cuchilla. Fotografía tomada por Róbinson Henao en septiembre de 2015

Está aquí para narrarnos historias protagonizadas por campesinos de todo el maíz como se decía, de líderes natos, de jornaleros por vocación. En síntesis, de hombres y mujeres con un apego por la tierra que les corre por sus venas. Sus primigenios habitantes conforman un caleidoscopio humano de riquezas envidiables: vidas simples como los amaneceres que disfrutan cotidianamente. Seres humanos despreocupados, protagonistas de un buen vivir, como para suscitar la envidia del citadino cargado de angustias por las exigencias sociales.

Pero como a todo paraíso, le llegó su nube gris representada primero en las manifestaciones extravagantes de los dueños del dinero mal habido, y luego en los enfrentamientos entre combos y bandas. Otra más: con la nueva conexión vial al Túnel de Occidente muchas cosas cambiaron: se fracturó el territorio, algunas familias perdieron sus tierras y las actividades productivas decayeron.

Preocupa que ese jardín, antesala de Medellín, esté cediendo espacio a un ritmo acelerado a grandes urbanizaciones que están saturando el corregimiento. Se presenta, por igual, un choque de identidades que las autoridades deberían tener en cuenta.
También para la agenda gubernamental: la crisis de la producción agropecuaria que lleva a sus campesinos a poner en evidencia las dificultades que soportan en razón al desestimulo de vieja data, que golpea la economía campesina. De allí que pidan a gritos una política pública que proteja al sector rural de los corregimientos en general.

Con todo, un buen vividero: población de paso entre esos dos centros administrativos y económicos en la época de la Colonia: Santa Fe de Antioquia y Rionegro, que conserva un cariz de pueblo sano y tranquilo, en criterio de sus llanos habitantes.


Ubicación
Situado al occidente, el corregimiento San Cristóbal limita por el norte con el municipio de Bello; por el oriente con el perímetro urbano de Medellín; por el sur con los corregimientos de Altavista y San Antonio de Prado y por el occidente con el corregimiento de Palmitas. La cabecera del corregimiento se encuentra a once kilómetros del centro de la ciudad de Medellín.
Extensión: 4.954 hectáreas

Veredas
San Cristóbal está conformado por 17 veredas: La Loma, La Palma, El Patio, Las Playas, Travesías, El Uvito, La Cuchilla, El Llano, Naranjal, Boquerón, El Carmelo, San José de La Montaña, La Ilusión, Pedregal (alto y bajo), El Yolombo, El Picacho y Pajarito.

Viviendas
Según la Encuesta de Calidad de Vida Medellín 2013, en la comuna 60 hay 24.167 viviendas, distribuidas en los estratos de la población, así: en el estrato 2 hay 15.180; en el estrato 3, 6.013; en el 1, 2.889 y en el 4, 85 viviendas.

Población y edades
La información oficial indica que el corregimiento San Cristóbal tiene 71.518 habitantes, de los cuales 37.137 son mujeres y 34.381 son hombres. Entre 0 y 14 años suman 18.536 personas; de 15 a 44 años, 37.619; de 45 a 64 años, 12.491 y de 65 años o más, 2.872 habitantes.

Niveles de educación
Primaria: 20.857 • Media: 17.302 • Ninguno: 12.683 • Preescolar: 8.548 • Secundaria: 6.774 • Técnica: 2.883 • Universitaria: 1.328 • Tecnológica: 1.030 • Especialización: 87 • Maestría: 26 • Doctorado: 0

Seguridad
Según información de la Alcaldía de Medellín, a partir de los registros del Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia (Sisc), entre el 1 de enero y el 20 de septiembre de 2015 se registraron 17 homicidios en San Cristóbal, ocho menos que en igual periodo de 2014, 25 menos que en 2013 y 30 menos que en 2012. Además, se contabilizan, al 20 de septiembre, 240 días sin homicidios; vale decir, seis días más que en 2014, 19 más que en 2013 y 23 más que en 2012.
En la comuna 60 hay 12 cuadrantes de Policía y 13 cámaras de videovigilancia.