Días después

Tragedia en Space
Días después
Residentes de las torres, representantes de los gobiernos Nacional y Municipal, gremios y voces independientes, hablan de este evento que enluta a El Poblado, la ciudad y el país


Álvaro Giraldo
apartamento 812, torre 3
Yo compré en agosto de 2006 y me lo entregaron en agosto de 2008. Recuerdo que cuando estaban construyendo las otras torres mi apartamento tuvo unas fisuras. Me las repararon y quedó todo normal. Hace dos años, cuando faltaba la torre 6 por entregar, ellos le hicieron una modificación al diseño inicial. Este tenía una terminación perpendicular a la torre 5, pero ellos la cambiaron y la hicieron lineal, así que terminó en punta también y le incrementaron apartamentos y se salieron más hacia la Transversal Superior. Recuerdo que en la Asamblea, varios nos opusimos al cambio. Allá estuvieron el ingeniero calculista Jorge Aristizábal y el arquitecto Laureano Forero, y dijeron que no había ningún problema, que todo iba a quedar muy bonito. El calculista (Jorge Aristizábal) aseguró que no había riesgo, que incluso él sería capaz de quedarse viviendo ahí.



Julio Bohórquez, 
torre 6, piso 20
Estuve el sábado 12 de octubre en la torre 6. Fui a darle vuelta a mi apartamento a eso de las 4:30 de la tarde. Fui a ver si había fisuras y qué pasaba en general en mi apartamento. Tenía planeado pasarme el martes (15 de octubre) y me contaron que había cedido una columna y que iban a tomar medidas. Los de la constructora me dijeron que iban a arreglar el problema en 5 días y que iban a aprovechar el puente para hacerlo. Allá estuvo el doctor Juan Pablo Villegas, que le estaba preguntando al ingeniero (Jorge) Aristizábal, que qué pasaba, que si había algún compromiso de la estructura. Pero el señor Aristizábal decía que no pasaba nada.



Vasny Fonnegra, 
torre 1, noveno piso (el último)
Estaba con mis dos hijos y mis dos mascotas. El primer aviso que tuvo la torre fue una fragmentación de la columna. Estaba haciendo el desayuno, fue más o menos a las 9 de la mañana del viernes. Se sintió un temblor leve, después un estallido. Preguntamos si había que evacuar, porque las torres están pegadas y uno puede pasar de un nivel a otro en algunos pisos. El apartamento costó 250 millones y son 107 metros cuadrados. El sábado antes del colapso vi que en el piso 3 (torre 6) había luz y personas. A las 8:15 pm sentimos crujido de adobes entre sí o un temblor que hizo que la lámpara sonara impresionante, lo que nunca ocurre ni cuando tiembla. Cogí un bolso y arrancamos, salí con las dos perras. Al bajar quise devolverme por uno de los dos carros pero dijeron que había fuga de gas, así que no lo hice. En ese momento salió desesperado, en el carro, el amigo de Juan Esteban Cantor, y se devolvió luego de parquear para tratar de rescatarlo. Allá no quiero vivir más.


Guillermo Barrera, viceministro de Vivienda
Hemos instalado una mesa técnica donde va a participar el Ministerio apoyando y orientando los procesos de la administración municipal, que es la competente para adelantar las acciones, para saber qué pasó con el otorgamiento de la licencia. Además, para determinar si se trató de un diseño que no cumplía con las normas o si hubo errores durante la ejecución de las obras. La orden presidencial es garantizar y asegurar que se hagan cumplir las normas nacionales que regula el Código de Construcción, el Estatuto del Consumidor, y, además, con las disposiciones municipales sobre ordenamiento territorial, planificación urbana y regulación de usos del suelo.


Jorge Sánchez, superintendente delegado para la Protección del Consumidor, de la SIC
Queremos saber si hay vulneración del Estatuto de Protección al Consumidor, que en esta materia tiene al decreto del presidente de la República de abril de este año, el cual garantiza a los propietarios la posibilidad de reclamar por vía jurisdiccional. Estamos indagando en correos electrónicos y todo lo que tenga en sus archivos la constructora (CDO), ya que a ellos les obliga entregar esa información. La visita que hicimos a CDO fue un poco accidentada y ahora estamos tratando de que nos entreguen todo el material pedido, pero ellos dicen que parte de esa información habría desaparecido aquí en el siniestro. Tenemos que establecer la veracidad de esas declaraciones. Hay una norma que dispone que ante este tipo de construcciones y en las relaciones de consumo hay por lo menos garantías mínimas de 10 años por temas estructurales y mínimo de un año cuando se trata de acabados y líneas vitales. Hemos sido informados por el Concejo Municipal de que esto es apenas la punta del iceberg.


Carlos Iván Márquez, Director Nacional de Gestión del Riesgo
Este es un caso especial porque fue una caída súbita de una torre de 22 pisos. El Dagrd tomó la decisión de evacuar a las familias, aunque lamentablemente hay 11 personas desaparecidas (una ya encontrada). El problema ahora es que no podemos poner en riesgo a las personas que están operando las máquinas y a los rescatistas. El colapso de estructura se ha dado por desastres como el terremoto del eje cafetero, pero esta fue una falla súbita. Destacamos la prevención y que las personas hicieron caso. Hemos movilizado unas cámaras detectoras de calor, dos cámaras de búsqueda de gran alcance, personal experto en estructuras, en búsqueda y en rescate en colapsos.


Jaime Enrique Gómez (ingeniero geólogo), Director (e) Dagrd
El daño puntual fue en el piso cuarto, con la afectación puntual en la columna. Fue una falla por compresión donde se exponen los elementos metálicos, algo que inmediatamente nos asustó. Uno no tiene que ser ingeniero civil o especialista en patología para saber que el daño es grave, porque lo que teníamos era un desplazamiento de unos 30 o 50 centímetros en un elemento estructural. Eso es delicado. Aunque sabíamos que evacuar era una decisión complicada, en gestión del riesgo uno aprende que es mejor pecar por exceso, aunque veíamos que era un problema grave. Le informamos a la constructora y ellos estuvieron de acuerdo. Reunimos a la comunidad y les hicimos la recomendación de evacuación en torre 6. Las personas acataron la recomendación y sabemos que después tuvieron una reunión con la constructora, en la que no sé qué se dijo.


Francisco Ochoa, perito avaluador, expresidente de la Lonja de Propiedad Raíz
Solidaridad con las familias afectadas, con los constructores y profesionales vinculados y reconocimiento a las autoridades locales, departamentales y municipales que han multiplicado esfuerzos por la protección de los ciudadanos y sus bienes. Ahora lo que sigue es tener prudencia en el pensar, hablar y juzgar. Evitar especulaciones. En el momento, y por un período de tiempo, la comerciabilidad de las propiedades en la zona será casi nula y por ende los valores comerciales tenderán aparentemente a desaparecer, toda vez que no habrá transacciones. Este fenómeno técnicamente se denomina “estigma causado a una propiedad por un desastre”. Estos valores tienden a recuperarse con el tiempo.


Federico Estrada, gerente Lonja de Propiedad Ruiz
Hacemos un llamado a la prudencia. Es inconveniente, en este momento, dar alguna conclusión de lo que pasó con la edificación, además, no podemos generalizar y pensar que lo acontecido con Space será lo que ocurra con los demás proyectos que se adelantan en este momento en la ciudad y específicamente en el barrio El Poblado. Cabe resaltar la prontitud mostrada por todos los organismos de socorro para atender la tragedia y es muy valiosa la ayuda que se ha recibido de los municipios cercanos y del Gobierno Nacional.