Descongelado el intercambio de La Aguacatala

Cuando empezaron las quejas de los vecinos del intercambio por el ruido proveniente de los entonces recién inaugurados establecimientos ubicados en los locales comerciales del intercambio vial de La Aguacatala, sus titulares que actuaban de acuerdo con lo prometido por el Municipio en voz de sus funcionarios. Eran los últimos meses del gobierno de Luis Pérez.

La cosa se puso grave el año pasado, ya bajo el mandato de Sergio Fajardo, y varios de esos negocios fueron cerrados definitivamente por la Secretaría de Gobierno pues desde 2001 estaba vigente una prohibición de abrir nuevos negocios como esos en varias zonas de Medellín, entre esas La Aguacatala.

Aunque los reclamos de los vecinos no eran solo por esa prohibición, sino también por el ruido y los escándalos, las órdenes de cierre definitivo se cumplieron en razón de esa norma.

Pues bien, el Municipio creó una excepción a la prohibición vigente desde 2001 mencionada arriba. La excepción es solo para los locales del interior del intercambio. Es decir, ahora sí pueden funcionar allí negocios con venta y consumo de licor, excepto grilles, tiendas mixtas y estaderos. Los demás sí: bares, cantinas, etcétera.

Para los residentes del sector: la hora de cierre para estos negocios es la media noche, por ahora.