LA TIERRA
icono-tubeicono-faceicono-twitericono-instagranCONTACTOUBICACIN
Publicidad
 
Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
 
  Opinión acerca del Plan de Arborización Jorge Molina Moreno, de la Alcaldía de Alonso Salazar  
     
  Faltan 3 elementos básicos para que estos plantes tengan éxito en el mediano y largo plazo  
     
 

Por Gloria Patricia Molina Villegas
Al leer este plan y desde la perspectiva de un amplio conocimiento de la flora urbana del Valle de Aburrá y del impulso y desarrollo generado por las sucesivas Alcaldías Cívicas de Zonas Verdes durante 15 años, lideradas por JMM y equipos de trabajo del Vivero Municipal, capacitados y comprometidos con el tema de la silvicultura urbana, y la importante decisión y ejecuciones del Alcalde Fajardo a este tema, se pone en evidencia la buena intención del nuevo Alcalde al querer incrementar las zonas verdes y la siembra de árboles y jardines en la ciudad, pero faltan 3 elementos básicos para que estos plantes tengan éxito en el mediano y largo plazo, que debe ser el propósito de este tipo de programas para seres vivos como los árboles y las plantas, que evolucionan con el tiempo y requieren de cuidados mínimos para su adecuado desarrollo y salud.

 
     
 
 
     
 

A mi criterio, estos elementos son:
1. Planeación y ejecución oportuna: Partamos de la base de que la Secretaría del Medio Ambiente, Metro Río, el Vivero Municipal y el Área Metropolitana, cuentan con suficiente conocimiento de la arborización actual de la ciudad y sus necesidades, y con los profesionales idóneos para estructurar sus planes, pero la experiencia viene mostrando que las buenas intenciones del Alcalde y los proyectos importantes que se plantean, se atrasan, se diluyen y van perdiendo su perspectiva en los trámites burocráticos de los contratos y las interventorías blandas, lo que lleva a que las obras no se ejecuten en forma oportuna y sucedan situaciones como, por ejemplo, la caída de árboles sobre personas que mueren, porque “…en Medellín no se ha iniciado el proceso de tala porque no se ha firmado el convenio que tiene un costo de 400 millones de pesos…” (El Colombiano, a la fecha) para la tala de árboles potencialmente peligrosos en zonas públicas, que ya están identificados y ubicados geográficamente.

2. El mantenimiento de árboles y zonas verdes ya establecidas: Este es un aspecto crítico, porque como cada alcalde de turno establece sus prioridades de trabajo, muchas veces los presupuestos para estos mantenimientos no alcanzan para cubrir todas las necesidades de seres vivos como árboles y plantas, ya que no los consideran una prioridad, frente a problemas tan importantes como vivienda, salud, educación, y se dejan en un plano más secundario, sabiendo que son básicos para la salud ambiental de la ciudad y, que en la medida que se incrementen con la implementación de nuevos parques y la siembra de un número considerable de árboles, cada vez se requerirá muchísimo más dinero para cubrir este rubro.

3. El aspecto más, pero más importante de todos, es la educación ciudadana en el respeto y la importancia que implica la presencia de árboles y plantas en las zonas urbanas, para que los disfruten, conozcan, los cuiden, no los dañen, no se los roben y en zonas de límites urbanos de las montañas, donde se planea sembrar 100.000 árboles, estos no sean utilizados como leña y madera para la construcción de tugurios, proporcionando a la población que allí se asienta, alternativas diferentes de vivienda. Además, en estas zonas, como en los cerros tutelares, se requiere la instalación de sistemas efectivos contra incendios, que con tanta frecuencia se han presentado históricamente durante los veranos prolongados de esta ciudad y otras muchas.

Alcalde Salazar: usted tiene con qué, no deje que la burocracia devore sus programas.

 
     
 
La solución también está en sus manos

La mano del hombre ha superado la capacidad de la naturaleza y ella responde multiplicando los desastres. En Colombia el caos ambiental llegó a niveles dramáticos. En muchos casos los daños son irreversibles, es el momento entonces de reconocer el compromiso de cada uno y con pequeñas acciones convertirnos en verdaderos amigos del planeta. Todavía estamos a tiempo.
La Agenda del Mar 2008 la dedicamos a los problemas ambientales y a invitarle a ser parte de la solución. Una edición muy especial para el Planeta Tierra en el momento que necesita la ayuda de todos. Encuéntrela en los almacenes de cadena, centros de buceo y librerías de todo el país.
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. / www.agendadelmar.com

 
 
 
 

Biocombustibles, un tema candente

 
     
 

“La materia prima que se usa en la producción de biocombustibles se obtiene mediante agricultura intensiva”

 
     
 

La palabra biocombustible significa combustible de origen biológico. Se define entonces como un combustible de origen biológico, obtenido de manera renovable a partir de restos orgánicos. Esta fue la primera fuente de energía que conoció la humanidad.

 
     
 
 
     
 

Dos productos, el etanol obtenido a partir de la caña de azúcar y el biodisel, un aceite de palma africana, se anuncian hoy por parte del Ministerio de Agricultura como un combate entre gigantes: la agricultura para energía vs. agricultura para alimentación. Resultado: Ambos son ganadores y lo mejor, aparecen otros, la economía y la pobreza.
Dejando a un lado la euforia que parecen despertar los biocombustibles para sustituir el petróleo y ayudar a reducir las emisiones de monóxido de carbono a la atmósfera, necesitamos tener en cuenta experiencias, exigencias de países desarrollados, además de investigaciones que cuestionan abiertamente el nuevo boom comercial que en el futuro moverá mucho dinero, necesitará de grandes inversiones y puede resultar un remedio peor que la enfermedad. Veamos algunas:
1. Un estudio del Instituto de Ciencias y Tecnología del Medio Ambiente de la Universidad de Barcelona indica: “La materia prima que se usa en la producción de biocombustible se obtiene mediante agricultura intensiva”. Este sistema implica un alto uso de fertilizantes, pesticidas y maquinaria, ya que con métodos agrícolas menos intensivos, la producción sería mucho menor y los requerimientos de tierra y costos serían mucho más altos.
2. La Organización Para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que reúne las 30 mayores economías del mundo, teme que el auge de los biocombustibles producirá graves problemas, hará subir el precio de los alimentos entre un 20 y 50% en los próximos diez años. Y agrega, si se tiene en cuenta la acidificación de los suelos, el uso de pesticidas y los atentados a la biodiversidad, el etanol y el biodisel pueden resultar incluso más dañinos que la gasolina normal.
3. Peter Mandelson, Comisario Europeo de Comercio, advirtió durante la conferencia celebrada en julio en Bruselas sobre el tema y que publica en El Tiempo en la edición del 8 de octubre de 2007: “Los europeos no pagarán más para adquirir biocombustible si el etanol que mueve sus coches proviene de la quema de campos y cultivos, ni tampoco si se elabora a costa de la selva amazónica”.
No hay duda la biorrevolución agrícola del siglo 21 llegó. ¿Seremos capaces de administrarla bien?

 
 
 
  Proteger la biodiversidad  
     
  Protección de la megadiversidad del planeta en Huila, Cauca, Caquetá y Putumayo  
     
  Desde el 30 de agosto Colombia celebra la creación de un nuevo Parque Nacional Natural, la Serranía de los Churumbelos Auka Wasi. Sus 97.180 hectáreas de la tierra sagrada de los inganos, quillacingas, yanacondas y pastos, se convierten en el área protegida número 53 del Sistema de Parques Nacionales.  
     
 
 
     
 

Además de constituirse en un corredor biológico que le dará continuidad a grandes porciones de bosques andinos y amazónicos, se protegerá el hogar de la guacamaya verde y 461 especies de aves, el oso andino, mariposas, reptiles, anfibios y más de 825 especies de plantas.

Un proceso de estudios e investigación que se inició en 1997, en el cual se unieron numerosas instituciones públicas y privadas, culminó con este regalo a la protección de la megadiversidad de Colombia y el planeta, en los departamentos de Huila, Cauca, Caquetá y Putumayo.

Decir y hacer Impacto del turismo sobre las áreas marinas protegidas
En un mundo que valoriza cada vez más el contacto con la naturaleza, las áreas marinas protegidas son consideradas lugares excepcionales por su conservación para la práctica de actividades deportivas y recreativas como el buceo o el senderismo. Sin embargo estas actividades pueden llegar a generar impactos no deseables sobre los ecosistemas y los seres vivos que los habitan y constituyen su razón de ser. Buscando alcanzar el propósito se creó el proyecto INCOFISH WP9, un esfuerzo apoyado por la Unión Europea, el Gobierno Nacional y ONG en Ecuador y Colombia, en el cual expertos de la Fundación Charles Darwin, Fundación Malpelo, el Ecolap y el sistema de Parques Nacionales de Colombia y Ecuador, han diseñado un sistema para evaluar los impactos que genera el turismo sobre la biodiversidad, la satisfacción y experiencia del visitante, los beneficios sociales y económicos y la administración y manejo de las áreas marinas del Corredor Marino de Conservación del Pacífico Este Tropical, Malpelo, Gorgona en Colombia y Machalilla y Galápagos en Ecuador.

La propuesta podrá ser aplicada también en otras áreas en diferentes lugares del mundo que requieren poner fin al desarrollo insostenido del turismo. Un sistema de categorías (Ecoestrellas), podrá servir para evaluar los resultados y conocer si los atractivos turísticos mantienen su interés.

Sentido de pertenencia
Con el Parque de la Presidenta, el espacio público de El Poblado y la ciudad se gana 20 mil metros de zonas verdes, árboles, senderos, y jardines. Ojalá sepamos como se decía antes, apreciar el regalo, disfrutarlo y sobre todo mantenerlo libre de basura. Junto con él la Administración Municipal deja 300 mil metros cuadrados de corredores verdes para dar un uso adecuado al suelo y crear conciencia ambiental. Una propuesta maravillosa por parte de la comunidad sería liberar a los postes de energía del horroroso papel que están cumpliendo como depósitos de basura y desperdicios. ¿Seremos capaces de dejar a un lado la indiferencia, la falta de solidaridad y cultura, y hacerlo? ¿Aparecerá la conciencia ambiental?

Gaviotas, el sitio donde se piensa tropicalmente
Hace 36 años Paolo Lugari, creó en el Vichada, un sitio donde no se daba ni pasto, un desarrollo industrial llamado Gaviotas. “Es un micromundo donde conformamos un estilo de vida con caminos abiertos de construcción permanente, para que el planeta siga siendo sostenible”. Premio Mundial del Medio Ambiente y Doctor Honorario en Ciencia y Tecnología, entre muchos otros premios, es “un soñador indisciplinado que convierte la fantasía en realidad”.

Al hablar del trópico nos dice: “La gran tragedia del trópico es que donde es imposible ser pobres, somos pobres. No se entiende que países con tanta vitalidad, estén tan vaciados”. Algo para imitar, que es comprobable y está cerca de nosotros. Sin embargo seguimos tratando de encontrar el conocimiento en lugares muy diferentes a los nuestros.

 
     
 
 
 

Cien millones de tiburones

 
     
 

Los tiburones están en peligro y con ellos una buena parte del equilibrio de los mares. No podemos seguir pensando en ellos como máquinas silenciosas y siniestras que recorren sin cesar los océanos en busca de presas humanas. Tienen un valor ecológico incalculable y representan en muchos lugares un atractivo turístico.

 
     
 
 
 

Por Agenda del Mar

 
     
 

Veamos por qué:
Eliminan los peces enfermos y débiles dejando a los más aptos para reproducirse.
Controlan otros carnívoros; con ello impiden que se reproduzca el número de peces que se alimentan de algas y mantienen sanos a los arrecifes de coral.
Su disminución podría destruir ancestrales jerarquías alimentarias y a la larga, acabar con los arrecifes.
El valor de los ingresos por turismo durante la vida útil de un solo tiburón alcanza los 200 mil dólares. Cuba, las Bahamas, Australia, Sudáfrica, California entre otros, son lugares donde se ofrece bucear con tiburones.
Pese a su importancia como predadores situados en la cúspide la cadena alimenticia, tienen en sus aletas a su peor enemigo porque convertidas en insípidas titas de cartílago, constituyen el costoso ingrediente fundamental de la sopa de aleta de tiburón. Cada año se masacran más de 73 millones de tiburones para obtenerlas. Se cortan estando el animal vivo y luego se lanza al mar para que muera de hambre, se ahogue o sea devorado. Si a esto se agregan las capturas planificadas para el consumo de su carne, la cifra de muertes puede alcanzar los 100 millones.
Científicos y ecologistas advierten que, de no emplear acciones enérgicas de protección, podrían agotarse diversas poblaciones de tiburones en un decenio.
Gobiernos, fundaciones y entidades ambientales realizan desde hace poco una campaña a escala mundial para proteger a los escualos. Se le está dando un mayor valor a un tiburón vivo que a uno muerto.  

 
 
 

Ambientalmenteamigables

 
     
 

Colombia ocupa uno de los primeros puestos a nivel mundial en diversidad de especies (biodiversidad), por eso se reconoce como un país Megadiverso, distinción dada solo a 17 regiones distribuidas en zonas continentales e insulares. Estar llenos de vida y culturas representa una inmensa responsabilidad frente al resto del mundo y a nosotros mismos.

 
     
 
 
     
 

Necesitamos el esfuerzo de todos para proteger una riqueza que es patrimonio de la humanidad. Aparecen entonces un sin número de entidades y grupos que dicen presente con sus acciones y recursos, en busca de cuidar y multiplicar la vida de todos los seres y en especial la del hombre.
Entre ellas se destaca la WWF (World Wide Fund for Nature) que nació en 1991 con una misión: Detener la degradación del ambiente natural del planeta y construir un futuro en el cual los seres humanos vivan en armonía con la naturaleza. Cuenta con cinco millones de miembros que trabajan en más de 100 países, uno de ellos Colombia. Su logo, el Panda Chino, es símbolo mundial de la conservación.
Para apoyar su labor cada uno de nosotros podemos hacer cosas muy sencillas, veamos algunas: “En la medida que más personas compren productos ambientalmente amigables, los proveedores tendrán que responder a esta demanda.” “Compra alimentos producidos orgánicamente.” “Recuerda que los insecticidas, pesticidas y matamalezas, son venenosos tanto para animales como humanos.” “No compres productos que requieran o vengan en muchos empaques.” “Compra productos reciclados y reciclables.” “Ahorra y protege las fuentes de agua. Recuerda que un vaso de agua cuesta hoy más que una copa de vino y que en unas dos décadas en Colombia, el 60% de la población, sufrirá escasez de agua”.
“Hay que luchar para que el agua no se convierta en mercancía. Como fuente de vida, es un derecho de todos.”
“Participa en la campaña promovida por el Ministerio del Medio Ambiente entregando tus celulares viejos y dañados, los adaptadores y baterías, en los centros de acopio.”

 
 
 

Naturalmente, expedicionarios

 


 

“La primera impresión siempre es única. El primer amor, la primera aurora, el primer contacto con una isla de los mares del Sur, son recuerdos aparte en nuestra vida, y han hecho estremecer en nosotros, hasta la emoción, una especie de virginidad de los sentidos”.

R.L. Stevenson lo hizo con Los mares del Sur y sus historias de piratas, ladrones y soñadores... y junto con él, juglares, historiadores y creadores de fantasía se apoderaron del recóndito lugar ubicado en los recovecos de la mente en el que resguardamos el inconsciente colectivo de los ‘sueños de expedición’.

No existe quien en algún momento de su vida no haya fabulado con su propia odisea, la búsqueda de un cofre con doblones, el secreto tras el Ábrete Sésamo, el hallazgo de la piedra de los alquimistas, un boleto de cortesía en el batiscafo de Cousteau o un puesto en primera clase en un trasbordador. ‘Expedicionarios’, ‘exploradores’ y ‘aventureros’... nadie está inmune al vértigo de la búsqueda; sin embargo muy pocos se atreven a salir tras su ‘santo grial’.

Sin embargo, y sin ir muy lejos, sin recurrir a utilería de Survivor, sin sombrero de Indiana Jones ni chalecos con dientes de mamut como botones... de aquí, de nuestra ciudad, hay quienes han salido a hacer su propia expedición. Y, a través de las huellas en la tierra y la orientación del sol, han encontrado su mayor tesoro.

 
   
 

Franco Ospina, expedicionario del océano
Quién:
Franco es instructor Padi y buzo industrial. Participó en Expedición América 500 (1992), fue capitán de la expedición Natibo Visa (2004) y, desde 1993 es director de su propio centro de buceo en la Transversal Inferior.

 
 

Su aventura: ‘El caminante del viento’ es el nombre de una aventura en la que el capitán Ospina le dará la vuelta al mundo en un velero, con una tripulación de tres navegantes colombianos más, y en la que recopilará valiosa información sobre el estado del medio ambiente en diferentes lugares del planeta, la calidad del agua, las poblaciones de fauna marina y los estragos producidos por el calentamiento global. El punto de partida y el de llegada será Santa Marta y la materialización de la odisea serán notas informativas para los noticieros nacionales, cortos cinematográficos, un reality de expedición, un documento científico y un anecdotario sociológico.

Su tesoro: Para Franco no existe barco pirata repleto de riquezas y naufragado en el fondo del mar más valioso que el recurso del agua, al respecto afirma: “Debemos concientizarnos de que éste es un recurso finito y vulnerable, pero imprescindible para la vida y el desarrollo. Somos el quinto país más rico en recursos hídricos y solo tenemos datos de aguas subterráneas contaminadas, ríos que pierden más del 25% de su volumen y una lista interminable de problemas medioambientales asociados.

El mensaje: No en vano el punto de partida de la expedición ‘El caminante del viento’ parte de la costa del Tayrona. Según reza la cosmogonía de los Koguis: “Primero estaba el mar. Todo estaba oscuro. No había sol ni luna ni nada. El mar estaba en todas partes. El mar era la Madre”.

 
     
 

Gabriel Bedoya, expedicionario gastronómico
Quién: Antropólogo, exdirector de Estrategia /TBWA, Colombia. Es buzo hace 23 años.

 
 

Su aventura: De todas las expediciones que ha hecho en su vida, sin duda fue la primera como antropólogo la que se le reveló como el encuentro con “La tierra prometida”... “¡Créanme! Este lugar existe, lleva el nombre de Old Providence, una pequeña isla al noreste del mar de las Antillas”, espacio que le permitió descubrir las relaciones existentes entre lo que comemos y el ecosistema. “Los isleños interactúan con el medio ambiente para reproducir la vida”.

Su tesoro: El mayor descubrimiento de Bedoya es el mensaje que liga medio ambiente, cultura y gastronomía, que le fue dado en su recorrido por la isla colombiana: “Lo que nosotros ponemos en el plato es una fotografía del ecosistema que habitamos y de lo que pensamos. Como dice Marvin Harrys, ‘lo que es bueno para comer, es bueno para pensar’. En Providencia manejan el concepto de equilibrio en lo que se cosecha y lo que se ingiere, con una lógica cultural de autosubsistencia. Un león no mata dos cebras para alimentarse y solo come hasta que calma el hambre, lo que quiere decir que no podemos depredar más de lo que podemos consumir, algo muy difícil de entender y extrapolar a la sociedad industrial. El consumo humano debe ser sustentable, más que sostenible”.

El mensaje: “La naturaleza no existe desligada de lo humano. El discurso verde heredado de los setenta nos ha hecho creer que la ecología consiste en cuidar los árboles y los pajaritos. Pero esta debe partir del reconocimiento del otro como un igual, es decir, del verdadero respeto por los demás”.

Periodista Agenda del Mar.

 
     
 

El futuro de las ballenas

 
 
 
 

 
 

La cacería de las ballenas empezó desde el siglo XI; la matanza aún no ha terminado. Para evitar la extinción de los gigantes del mar se creó en 1986 La Comisión Ballenera Internacional (CBI); a través de ella se estableció en 1986 una moratoria que prohibe la caza comercial y asigna unas cuotas de captura para cada país miembro, por razones científicas o alimentarias de comunidades aborígenes. Esto significa que siguen matando más de 2000 ballenas anuales.

La recuperación de las poblaciones permitió el inicio de una nueva industria turística, el avistamiento, una forma de uso no letal que ha permitido el desarrollo de más de 500 comunidades costeras y hoy mueve miles de millones de dólares.

Las reglas establecidas deben aprobarse cada año en una reunión de la CBI en el mes de junio, sus miembros están divididos entre los países balleneros y los que están en su contra. La reunión Nº 59 se llevó a cabo en Anchorage (Alaska); al ponerse en juego el futuro de las ballenas se destacó la defensa realizada por el bloque latinoamericano integrado por 9 países: Brasil, argentina, Chile, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, Panamá y Perú, que inclinó la balanza hacia la conservación, manteniéndose la moratoria por un año más. Una buena noticia a la que se agrega el que Colombia se hizo por fin miembro de la CBI.

 
 
 

Vacaciones de ‘ambiente’

 


 

El tiempo vuela es una frase que nunca perderá su sentido y actualidad. Todavía no ha pasado el olor de incienso en la Semana Santa y ya estamos pensando en las vacaciones de mitad de año y en el ¿qué vamos a hacer?

 
   
 
 
 

Cortesía Almejal.

 
   
 
Cortesía Almejal.
 
   
 

Cortesía El Golfo Buceo & Verano.

 
     
 

La Tierra te invita a visitar cuatro lugares privilegiados por la naturaleza donde puedes sentirte parte de ella y ser testigo de cambios en la mentalidad ambiental: ¿Cómo se integra el empresario con la comunidad y el desarrollo sostenible? ¿Cómo se convierte al visitante en ecoturista y se le hace sentir el placer de disfrutar lo sencillo? ¿Cuáles son las alternativas que hacen estos sitios diferentes?

El Chocó, la selva entre dos mares
El Chocó biogeográfico encierra una parte del tesoro de la biodiversidad en el verde de su selva y en un mar cuyas mareas hacen aparecer y desaparecer inmensas playas. Miremos dos de sus destinos.

Nuquí
Un poblado habitado por comunidades negras, mestizas e indígenas.

Allí encontramos el ecologe El Cantil, refugio entre la playa y la selva que, en palabras de Memo Gómez, uno de sus pioneros “es un pequeño lugar de Colombia donde también se trabaja por el país”; donde se realiza una dura labor de desarrollo empresarial, sostenibilidad, aporte social y cuidado ambiental, para ofrecer turismo de naturaleza y aventura, de la mano de la comunidad. Su programa bandera, el surf en el Pacífico colombiano. Un sueño: Nuquí, el destino ambiental y deportivo de Colombia.

Bahía Solano y el Valle
Es el mayor centro ecoturístico del país. En una de las playas más lindas se encuentra el ecologe El Almejal, que el 2 de septiembre cumple sus bodas de plata. Son 25 años de trabajo y esfuerzo, de desarrollo sostenible representado en la metodología cero emisiones, la creación de una reserva de la sociedad civil y el Tortugario que ha permitido llegar al mar a miles de bebés tortuga recién salidos del huevo. Son proyectos que buscan sensibilizar a la comunidad y al visitante integrándolo a la naturaleza. Con sobradas razones, la Organización Mundial de Turismo (OMT) lo catalogó entre las empresas que realizan buenas prácticas ecoturísticas (única en Colombia) y mereció la Mención de Honor en la Categoría de Medio Ambiente, en el Premio Portafolio 2006.

El espectáculo de las ballenas jorobadas
Entre julio y noviembre llegan desde el Polo Sur a cumplir sus funciones de reproducción en las cálidas aguas de nuestra costa Pacífica. Sus saltos y sus cantos representan una experiencia que nunca se olvida. El Cantil y el Almejal ofrecen excelentes planes para el avistamiento de estos gigantes maravillosos.

Entre la olas del Caribe
El mar donde tuvo lugar el encuentro de dos mundos, donde son casi imperceptibles las mareas y refrescan los vientos alisios, ofrece en sus costas la más amplia variedad de territorios y paisajes.

El Golfo de Morrosquillo
En el extremo Norte del Golfo de Morrosquillo existe un hermoso lugar para descubrir, un espacio para experiencias inolvidables de descanso, reencuentro con la naturaleza y la práctica de deportes náuticos como el surf: El Golfo Buceo y Verano. Emplazado en la Reserva Natural Sanguaré, se ha dedicado a las actividades que involucran principios de turismo sostenible, donde el hombre y el ambiente buscan su equilibrio. En un recorrido de 13 años, han trabajado con un modelo de turismo amigable con la naturaleza, la investigación biológica y etnológica y de otras alternativas de producción, financiadas en parte por las utilidades generadas por los visitantes, una filosofía que por voluntad y compromiso de sus creadores, es una promesa para el futuro de la Tierra.

En las goteras de Medellín, corregimiento de Santa Elena
Allí se encuentra la Reserva Natural de la Sociedad Civil Monte Vivo.

Un poco más de medio centenar de hectáreas dedicadas a valorar, conservar y recuperar los recursos naturales dentro de la propiedad y en sus áreas de influencia, por medio de actividades productivas sostenibles, proyección a la comunidad y educación ambiental.

Ecoturismo y turismo de salud, con programas e infraestructuras, donde se encuentra recreación, descanso y todo lo necesario para obtener salud física, mental y espiritual. Un lugar con actividades de aventura para la familia, pareja, los grupos de amigos.

Tengamos en cuenta
Existen numerosos lugares a lo largo y ancho del país similares a estos sitios. Programar las vacaciones en cualquiera de ellos brinda la oportunidad de ser testigos del trabajo de aquellos que luchan por el ambiente y la comunidad, un cambio que necesitamos en un momento lleno de pesimismo por el crecimiento de los desastres naturales.

 
 
 

El día mundial de la Tierra y los desastres ambientales

 


 

Para nuestro país tenemos una propuesta: crear una ley de ‘seguridad ambiental’

 
   
 

La Unión Europea, Estados Unidos, nuestro país, los ambientalistas, el mundo científico, mucha gente del común y…, muestran cada uno a su manera alguna preocupación por el cambio climático y el calentamiento global. Los que manejan la economía mundial y regional están ‘preocupados’ por los costos en vidas y en dinero de los fenómenos naturales, cada vez más destructivos e imprevisibles. El tema del medio ambiente hace parte de los programas políticos de los que aspiran a ser electos. En los medios de comunicación el tema se volvió frecuente. Las fechas ambientales adquirieron importancia. Una buena parte de ellas recuerdan algo que debemos tener en cuenta todos los días.

 
     

 

A Dios rogando... y el ambiente cuidando

 
     
  El tiempo corre. Ya nos acercamos a las primeras vacaciones de 2007, una época en que se mezclan las prácticas religiosas y el turismo. Un momento para pensar en la naturaleza y la necesidad cada vez más apremiante de cuidarla para conservar nuestro hogar común, la Tierra.  
     
 
 
     
 
 
     

¿Qué podemos hacer para cambiar ciertos hábitos que afectan a los seres vivos? ¿Cómo podemos liberar al loro orejiamarillo y a la Palma de Cera del peligro de extinción en que se encuentran? Cuánto ayuda a la conservación de la palma una campaña de la Iglesia desde los púlpitos con el fin de evitar el comercio sus cogollos en el Domingo de Ramos, una costumbre que no tiene un origen religioso y parece legitimarse en la ceremonia de bendición de los ramos. ¿Cuántas palmas se destruyen cada año a causa de ella? Debemos reconocer el apoyo de la Conferencia Episcopal de Colombia, las organizaciones gubernamentales como el Ministerio de Medio Ambiente y las corporaciones regionales, y las no gubernamentales como la SAO y Proaves, entre otras, para promover su conservación. Unámonos a la campaña “Reconcíliate con la Naturaleza”, para proteger las especies en peligro. Tengamos en cuenta, no es parte de la celebración, solo una actividad comercial.

Al arrancarle los cogollos la palma se seca y muere, y con ella desaparecen el hábitat y el alimento del loro orejiamaillo. Recordemos la Ley 61 de 1985: “Palma de Cera (Ceroxylon quindiense), Árbol Nacional y símbolo patrio. El Estado debe protegerla en Parques Nacionales o Santuarios de Flora. Se prohibe su tala y el incumplimiento de ésta acarrea sanción penal”.

Dejemos el loro y la palma y pasemos a las vacaciones. Vuelven los paseos por carretera y el tráfico de fauna silvestre se multiplica. Cuántos padres de familia satisfacen de forma irresponsable el capricho de sus hijos comprándoles un ser vivo sacado de su hábitat, separado de su familia, maltratado, sometido a una dieta diferente y privado de su libertad. Son cómplices, como consumidores, del tráfico de vida silvestre, una actividad que ha alcanzado el segundo lugar en el mundo entre los comercios ilegales, luego del narcotráfico, superando incluso al tráfico ilegal de armas. Cada año sus ventas superan los 20 mil millones de dólares.

* Director editorial, Agenda del Mar

 
 

Las caravanas y la basura
Pasa la caravana y las carreteras se llenan de basura: empaques multicolores, botellas, vasos, servilletas y mil cosas más que se han inventado para la comodidad de los paseantes y mantener el interior del carro limpio. ¿Una bolsa plástica para recoger los residuos y depositarlos en el recipiente adecuado? ¿Eso para qué si existen la vía y su entorno, y ahí desaparece todo? Algunos sitios nos hacen recordar el Centro de Medellín o algunas esquinas de El Poblado. Respondemos a la pregunta que nos hace las Empresas Varias, “¿Cuál es tu papel?”, con un sonoro: Aquí y allá, botar basura. Nuestro lema, “Familia que bota unida la basura por las ventanillas del carro, permanece unida”.

Lo mismo ocurre en taxis, volquetas, tractomulas, motos, buses, y todo lo que se mueve por las vías. ¿Cuántas empresas de transporte piden a sus pasajeros que coloquen los residuos en los recipientes dispuestos para ello? En algún momento se habló de Municipios Verdes. ¿Cuándo podremos hablar de buses verdes y colocarles un corazón de ese color que diga “Yo amo la naturaleza”?. Me encantaría publicar sus nombres.

Por fortuna, la Semana Santa se celebra cada año y las caravanas incluyen solo una ida y un regreso. ¿Cuándo tendremos un compromiso ambiental y educaremos con el ejemplo?

Unas felices vacaciones y Pascuas para todos, en especial para aquellos que cumplen con tareas sencillas que muestran el amor por la naturaleza y el cuidado del ambiente.

Ambiente y vida
Finalmente, una petición para los conductores: recuerden que el calentamiento global es una realidad que está causando grandes y costosos desastres. Un culpable es el CO2 que arrojan los vehículos a la atmósfera; una manera de disminuirlo es mantener el motor del carro en perfecto estado. Con esto ayudamos al ambiente y evitamos accidentes que se han vuelto habituales en las carreteras de este país megadiverso.

Enlace recomendado: www.proaves.org

 
 
 

La tierra se calienta

 


 

El calentamiento global está alterando todos los hábitats con efectos ecológicos y económicos devastadores

 
     
 

A principios del mes de noviembre pasado se celebró el Día Mundial Contra el Calentamiento Global. Hubo marchas en Argentina, Bolivia, Canadá, Estados Unidos e Italia. Numerosas notas de prensa destacaron el problema con alarmantes titulares: “La amenaza climática es un mal para enfrentar ya”; “Compromiso para ayudar a los más pobres”; “La lucha por salvar el mundo”; “África, peor por el cambio climático”; “Calentamiento global: S.O.S.”.

 
     
 
 
     
 

“Asia, diciembre de 2004, un tsunami deja 40 mil personas muertas. Pakistán, octubre de 2005, un terremoto deja como saldo 86 mil decesos. New Orleans, agosto de 2005, el huracán Katrina deja más de mil muertos y más de un millón de damnificados. Indonesia, mayo de 2006, un terremoto acaba con la vida de 6.200 personas (...) Los reportes anuncian que solo queda una década para que los efectos del cambio climático en el mundo entero sean irreversibles, las desastrosas consecuencias de este flagelo son muy grandes para permanecer inmóviles”: El Espectador 24-30/12/06.

 
     
 
 
     
 

“El cambio climático es real, y se avecinan ‘controles obligatorios’ en las emisiones de CO2 desde Washington, sede de un gobierno que hasta ahora ha sido el mayor obstáculo para la aplicación del Protocolo de Kyoto sobre reducción de emisiones. No es una anécdota: 2006 ha marcado un punto de inflexión al cambio climático. Los científicos ya no hablan de manera condicional. Ni en futuro”: Javier Sanpedro. El Colombiano 7/01/07.

En septiembre de 2004, National Geographic en español publicó un especial de 74 páginas sobre este problema. “El rápido calentamiento de nuestro planeta es un hecho irrefutable”. Los verdaderos interrogantes son en qué medida ello es responsabilidad nuestra y si estamos dispuestos a frenar ese proceso al moderar nuestro apetito insaciable por los combustibles fósiles. Desde la Antártica hasta Alaska o Bangladesh, el calentamiento global está alterando todos los hábitats con efectos ecológicos y económicos devastadores. “Procesos que suelen ocurrir en tiempos geológicos están ocurriendo en el curso de una vida humana”.
Los seres humanos estamos convencidos de que estos fenómenos sucederán en un futuro remoto y nos aferramos a nuestro destructivo modelo de vida. Durante siglos hemos acabado con los bosques y quemado carbón, petróleo y gas, liberando a la atmósfera dióxido de carbono cuyo nivel actual es el más elevado en cientos de milenios, que junto con otros gases bastan para calentar el planeta por varias décadas venideras. Según los expertos las consecuencias serían catastróficas; se prevén inundaciones, hambre y desplazamiento. No se necesitan muchos siglos y milenios para que esto ocurra, solo unas pocas décadas.

Cuando hablamos de los niños como futuros herederos del planeta, debemos pensar si aquellos que están empezando a vivir serán las víctimas de la irresponsabilidad de sus administradores recientes y actuales, entre ellos sus padres. ¿Podemos estar a tiempo para evitarlo? Solo la Tierra tiene la respuesta.

Recomendamos, en especial para los funcionarios públicos que tienen bajo su responsabilidad el manejo ambiental, los directivos empresariales, los educadores y los interesados en proteger la naturaleza (que debemos ser todos), ver la película documental ‘Una verdad incómoda’, aún en cartelera en algunas salas de cine de la ciudad. Y para los que ven todo bajo el signo $, Nicholas Stern, Vicepresidente del Banco Mundial, advierte en un informe: “Los desastres naturales podrían traer pérdidas anuales de hasta el 20% del producto interno bruto mundial”.
*Director editorial Agenda del Mar

 
     
 

.No hubo acuerdo inicial
La acción popular está en el Juzgado Primero Administrativo del Circuito, a cargo de la jueza Omaira Arboleda Rodríguez. Inicialmente el juzgado citó a las partes implicadas: Municipio de Medellín, Autobuses El Poblado y los vecinos a una Audiencia de Pacto de Cumplimiento, en la que trató de acercar y conciliar a las partes. Esta audiencia estaba fijada para el 5 de diciembre de 2006, pero por solicitud de Gonzalo Alberto Pérez, Apoderado del Municipio se postergó para el 16 enero de 2007. “Sin embargo, a la reunión no asistieron el Representante de Autobuses El Poblado y el Apoderado del Municipio, aunque se habló de los proyectos para la ubicación de una nueva terminal, no hubo definición de plazos ni presupuesto que garanticen la ejecución del proyecto”, explica Luis Guillermo Martínez, abogado de la comunidad que interpuso la acción popular.

Lo que está haciendo Autobuses El Poblado
Jaime Sánchez, Asesor de Gerencia de Autobuses El Poblado, comentó que el representante legal de la empresa no pudo asistir a la audiencia de pacto cumplimiento debido a problemas de salud. Pero aclara que desde antes de la acción popular la empresa está trabajando con la Alcaldía para solucionar el problema de las terminales de buses en San Lucas, Los Parra y La Chacona. “El proyecto se ha incluido en el Plan Espacial del Poblado, sin embargo, la gente debe entender que la solución no solo depende de la empresa de buses; hay una serie de factores que la empresa debe cumplir. El año pasado estábamos agilizando la adquisición de predios pero debimos hacer una gestión más pausada mientras se definía la revisión y ajuste del Plan de Ordenamiento Territorial. Con la normatividad, se retomó la adquisición de predios. En la actualidad estamos negociando con dos sociedades, pero estas requieren la aprobación de la asamblea de propietarios, que por lo regular solo se desarrollan hasta marzo. Paralelo al negocio debemos hacer unos estudios para organizar los esquemas de circulación de las rutas y la operación y mitigar los impactos a la comunidad. Pero nuestra intención es que antes del fallo de la acción popular tengamos una solución conjunta entre la Alcaldía y la empresa para el beneficio de la comunidad”, afirma Sánchez. Mientras tanto, la empresa de buses afirma que para mitigar el problema de contaminación por ruido y gases ha renovado su parque automotor con buses de última generación y viene trabajando en la organización de los lavadores de carros y adecuado uso del espacio público.

Siguen las pruebas
Debido a la ausencia de Autobuses El Poblado y la falta de conciliación con el Municipio, no se pudo realizar el pacto de cumplimiento. Así que el proceso continúa con la fase probatoria, donde el Juzgado hace acopio de las pruebas documentales e interrogatorios de las partes. Además se incluye un dictamen de peritos que hacen un trabajo de campo para determinar el impacto del problema, como base para que el juez emita una sentencia en la primera instancia del proceso. De acuerdo con este primer fallo del juzgado, la parte demandada puede apelar y el proceso se extendería. Se espera tener una sentencia de esta primera instancia durante el primer semestre de este año.

El abogado Martínez, apoderado de los residentes, resalta que la acción popular no se puede medir en función de la cantidad de personas demandantes sino en el derecho que se vulnera. En este caso, la exigencia del derecho a la movilidad en el espacio público y a un medio ambiente sano, deteriorado por los buses que usan las vías del sector como terminal.

Esta no es la primera vez que Autobuses El Poblado Laureles S.A. debe responder a una acción popular; en Laureles enfrentó una situación similar fallada a favor de la comunidad. Y hay otro precedente de un grupo de residentes de Belén que logró también un fallo a su favor en contra de otra empresa de transporte. No obstante, Autobuses El Poblado resaltó que debido a la necesidad de una buena oferta de transporte público, la Comuna 14 tendrá que aceptar la ubicación de las terminales cerca de sus barrios, eso sí, con mejores condiciones y servicios.

 
     
 
 
     
 

Estamos cambiando selvas por dinero

“Solo cuando el último árbol esté muerto, el último río envenenado y el último pez atrapado, te darás cuenta de que no puedes comer dinero”. Sabiduría indoamericana.

Las selvas representan el mundo de la biodiversidad, el clima, el oxígeno y el agua; en ella habitan plantas, animales y microorganismos, muchos de ellos todavía desconocidos. Dos países: Brasil y Colombia, que ocupan los primeros lugares en el mundo de la megadiversidad, están destruyendo la selva a cambio de proyectos que benefician a muy pocos.

Brasil posee cerca del 30% de selva tropical que aún queda en el planeta. La cuenca amazónica produce alrededor del 20% del oxígeno de la Tierra, gran parte gracias a su propia lluvia, y alberga muchas especies desconocidas. Al ritmo actual de deforestación y cambio climático, los científicos calculan que en dos décadas se destruirá el 40% de la Amazonía y otro 20% se degradará.
En Colombia la situación no está mejor; a la destrucción de la selva para las explotaciones agrícolas y ganaderas, se suman los cultivos ilícitos y la lluvia de glifosato. Y como complemento, los planes de destrucción de la selva chocoana con sus proyectos de carreteras, oleoductos y puertos no muestran un panorama mejor. Es curioso, no hacemos caso a la historia, no creemos en la comunidad científica que nos alerta de lo que va a pasar y no miramos el ejemplo del vecino donde todo empezó con la Autopista Transamazónica y la Autopista de la Soya, que han dejado destrucción, muerte y miseria en el pulmón del mundo.

 
     
 
Publicidad
 
PAUTA: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
REDACCIÓN: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
CLASIFICADOS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
DENUNCIAS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.