Cultura de seguros

Space
Cultura de seguros
Mario Alberto Marín, administrador de Space y Asensi, habló sobre las pólizas de estas unidades

Vivir en El Poblado tuvo acceso a las pólizas tomadas por Space con Colpatria para bienes comunes, que amparan ante terremoto e incendio, como exige la Ley 675 de 2001 para copropiedades. Adicionalmente la póliza ampara bienes comunes por avalancha y asonada, y bienes privados (sin contenidos ni mejoras), ante terremoto, incendio, avalancha y asonada. Desde la evacuación el día previo a la caída de la torre 6, Colpatria se ha reunido con la administración y revisado la documentación pero un pronunciamiento oficial de la aseguradora solo se esperaría para la próxima semana con la entrega del primer informe del dictamen técnico del colapso.

Suramericana se adelantó al dictamen técnico con un comunicado en el que se compromete a reconocerle a los propietarios de las torres 5 y 6, independiente de los riesgos por los cuales estaban amparados y del riesgo que se determine causó la falla en la estructura, un monto de hasta el valor asegurado del bien mueble o inmueble, según los amparos tomados en cada caso por el asegurado. En el caso de las pólizas por crédito hipotecario con entidades financieras, reconocerá el valor requerido para pagar la deuda adquirida a cada banco, con la que los asegurados financiaron la vivienda. El riesgo de desplome de construcciones no está incluido en las pólizas actuales, sin embargo, Suramericana ha tomado una decisión que ojalá tuvieran en cuenta otras compañías y que consiste en que, en uso del principio de equidad, reconocerá para este siniestro dicho riesgo en sus pólizas que solo consideraban incendio y terremoto. Esta decisión se basa en que no era de elección del asegurado o tomador incluirlo porque no estaba entre las opciones. Así mismo, los asegurados de Sura en las torres 1, 2, 3 y 4, recibirán pagos de alojamiento mensual hasta por seis meses, por valores acordes con las pólizas contratadas, una vez la constructora termine de pagar los auxilios de manutención con los que se comprometió. En total son 23 los asegurados con dicha entidad de los 161 apartamentos de Space.

A futuro, las compañías de seguros, bajo la figura de subrogación, podrían demandar a la constructora por los valores que hayan pagado a las víctimas. Estos a su vez podrían demandar a CDO pero solo por los valores y conceptos que no les hayan sido pagados por las aseguradoras.

Para Alfonso Álvarez, director de Asurbe, la tragedia en Space invita a revisar las pólizas de copropiedades. “No son medidas preventivas, pero son medidas de protección ante posibles calamidades”, dice. Los propietarios, por medio de la junta de administración y en asambleas, pueden hacer controles, exigir información, copias de las pólizas tomadas. Igualmente, a través del RUS (Registro Único de Seguros) en www.rus.com.co los copropietarios pueden acceder a dicha información.

Según Fasecolda, (que no tiene datos discriminados para Medellín ni Antioquia) en Colombia están aseguradas 17.424 copropiedades con el seguro obligatorio (un 10% del total). En cuanto a seguros voluntarios de hogar, sólo el 5% de los hogares cuenta con un seguro de estas características.

Para el abogado Mateo Peláez, especialista en responsabilidad civil y seguros, esto se debe a la falta de recursos para costear seguros, desconocimiento de oferta y funcionamiento de pólizas, y a una cultura en la que no se prefiere el amparo de la vida, la salud y el patrimonio.

El abogado considera importante tomar seguros voluntarios de hogar y, en lo posible, de sus contenidos, así como ampliar la cobertura de las pólizas de bienes comunes de las copropiedades para ampararlas contra otros riesgos, como explosiones, actos terroristas, rayos e inundaciones. Explica además que suelen estar excluidos conceptos que resultarían costosos como la remoción de escombros, honorarios de profesionales necesarios en algún siniestro o reparación, cuotas de administración y responsabilidad civil por daños a terceros. Tanto para seguros de hogar y de copropiedades resalta la importancia de leer, revisar y entender las coberturas, y declarar el valor real de los bienes.

Más regulación
“El negocio ‘asegure más para que pierda menos’ es decirle a la gente que no importa si tienen que pasar hambre para asegurar su vivienda”, dice Anselmiro Bañol, presidente de la Asociación de Consumidores de Medellín.

“La tarea es adelantar una campaña educativa e informativa para orientar al consumidor cuando vaya a comprar la vivienda”, dice el defensor. Sugiere además que en las escrituras se establezca más información: quién es responsable de cálculos, de estudios de suelo, de estudios de zonas de reservas según el POT, cuál es la constructora y qué compañía asegura.

Pero para Bañol lo peor es que el Estado falló estructuralmente al delegar el control y la inspección en los curadores y constructores.

Mientras tanto, el Ministro de Vivienda, Felipe Henao, anunció cinco medidas que se empezarán a adelantar para evitar emergencias como la de Space. De estas, cuatro regulan más al gremio de la construcción y una exigirá póliza obligatoria para cualquier proyecto inmobiliario.

Aunque el “Seguro de Calidad y Estabilidad de Obra” no es obligatorio, se estudia en el Congreso el Proyecto de Ley 029 del 2013 que lo haría obligatorio para la vivienda nueva. El tomador sería el constructor y el asegurado el propietario final.