Cultiva tu “grit”

Cultiva tu “grit”
Las personas que tienen “grit” viven la vida como una maratón y no como una carrera corta
/ Carolina Zuleta

Las acciones que tomamos definen la calidad de nuestra vida. Cuando estas son buenas para nosotros, para los demás y para la sociedad, tenemos una vida más plena; por el contrario, cuando van en contra, nuestra vida no es como la deseamos. Pero no cualquier acción define nuestra vida, son las acciones que tomamos de una manera consistente las que tienen el impacto más grande.

Existe un retraso entre el momento en que tomamos acción y el momento en que vemos el resultado. Esto es bueno, porque nos da permiso de equivocarnos sin tener necesariamente un impacto negativo y grande. Por ejemplo, nos podemos comer un pedazo de bizcocho sin subir significativamente de peso. Al mismo tiempo, esta diferencia de tiempo entre la acción y su consecuencia no es tan buena, pues para ver resultados necesitamos tomar acción muchas veces, lo cuál puede ser más difícil (podemos hacer dieta por cinco días y todavía no alcanzar el peso deseado). Son las acciones que tomamos la mayor parte del tiempo las que definen la vida que tenemos.

La Dra. Angela Lee Duckworth condujo una investigación para entender qué hacía que algunas personas fueran más exitosas que otras. Quiso entender, por ejemplo, por qué algunos estudiantes obtenían mejores notas que otros o por qué unos cadetes de la prestigiosa academia West Point terminaban el entrenamiento mientras que otros renunciaban. Si bien la inteligencia y las capacidades físicas tenían un impacto, ella descubrió que era “grit”* lo que más incidía en el éxito. La Dra. Duckworth define “grit” como tener pasión y perseverancia por metas a largo plazo. Las personas que tienen “grit” viven la vida como una maratón y no como una carrera corta.

Las personas que tienen “grit” no se desaniman si no ven resultados inmediatamente, permanecen enfocadas en una misma meta por periodos largos, se levantan cuando se tropiezan y son creativas para encontrar una solución a los tropiezos.
A diferencia de nuestros genes o nuestro IQ, “grit” es algo que podemos cultivar. Hoy comparto contigo tres consejos que aprendí del Dr. Ned Hallowel en una entrevista con Marie Forleo que te pueden ayudar a cultivar tu “grit”.

1. Prioriza. Define metas claras y específicas. Ten metas de corto, mediano y largo plazo. Elige tres cosas que vas a hacer hoy, tres cosas que vas a cumplir esta semana, tres metas para este año y tres metas para tu vida.

2. Desconéctate. Pon un tiempo definido para estar en Internet y revisar tus correos electrónicos. Una vez se termine este tiempo, desconéctate del todo.

3. Di no. Si tu respuesta automática es decir “sí”, cámbiala por “déjame te aviso más tarde”. La tendencia de la mayoría de personas es ser generosas con su tiempo y comprometerse con más de lo que pueden alcanzar. Cada que dices no a algo, le dices sí a tus sueños.
opinion@vivirenelpoblado.com