Control en vez de señalización

Soluciones de movilidad
Control en vez de señalización
Frente al creciente caos vehicular, los habitantes de El Poblado piden mayor señalización. La secretaría de Movilidad de Medellín propone más control

señalizacion1

En una reunión realizada el 10 de junio, integrantes de la secretaría de Movilidad y Corpoblado, en representación de la comuna 14, discutieron los problemas de movilidad del sector y sus posibles soluciones.

Elisa Sánchez, presidenta ejecutiva de Corpoblado, fue enfática al afirmar que las mejoras planteadas “no pueden seguir siendo palabras la viento”. Sin embargo, reconoció que uno de los mayores problemas es “la cultura ciudadana”.

Sánchez denunció, principalmente, la incomodidad que ha generado en los vecinos de algunos sectores residenciales de El Poblado, el desmedido parqueo que obstaculiza el tráfico en la zona y la entrada a sus urbanizaciones. Cantagirone y La Tomatera, algunos de los más afectados.

señalizacion2

Este problema se debe a la confusión que existe entre las bahías de parqueo y las vías de aproximación. En las primeras es posible ubicar los vehículos y no impiden la entrada a ninguna inmueble, comercial o residencial. En las segundas, por el contrario, es prohibido el parqueo.

Frente a las quejas y requerimientos, Marta Lucía Suárez Gómez, líder de proyecto de la Subsecretaría Técnica y Operativa, expresó que debe quedar “clarísimo y bien definido que lo que hay en las urbanizaciones no son bahías de parqueo, sino de aproximación”, y que esta propuesta debe desarrollarse dentro del POT, que en este momento está en proceso de revisión por parte del Consejo Territorial de Planeación -CTP-.

Suárez Gómez afirmó que “si vamos a señalizar, estamos muertos”, ya que “los costos serían muy altos” y existe una gran cantidad de sitios de estas características, no solo en El Poblado, sino en toda la ciudad.

señalizacion3

Propuso incrementar el control y tener soporte jurídico para que “no se caigan los partes”, para lograr lo que ella nombra un “punto de equilibrio” entre las necesidades del barrio y los recursos con los que cuenta el ente gubernamental.

A pesar de las necesidades de la comunidad y de las limitaciones de la Secretaría de Movilidad, la conclusión del encuentro es que el gran desacierto es la falta de cultura ciudadana, especialmente de los conductores.