La inspección de la Contraloría a las obras de Fonvalmed

Entre las investigaciones de la entidad se encuentra el gasto de 375 millones de pesos en arrendamiento de computadores e impresoras por parte de un interventor de una de las obras más polémicas 
Por Daniel Palacio Tamayo


Calle 10 A con Transversal Superior. Foto Juan David Caicedo
En 2014 y 2015 se realizaron auditorías para la evaluación fiscal y financiera del proyecto, en las que el Fondo de Valorización obtuvo una calificación favorable, con un resultado para este último periodo por encima de los 91 puntos sobre cien posibles. Sin embargo, el ente de control, por medio de la auditoría fiscal de obras civiles, adelanta varios procesos relacionados con la ejecución de las obras de infraestructura en El Poblado, de los que se han desprendido varios presuntos hallazgos fiscales, administrativos y disciplinarios.

En la investigación, el ente de control halló cuatro hechos con incidencia administrativa. Uno de ellos tiene que ver con “deficiencias en la etapa previa del proceso, en la fase de planeación y estudios previos, debilidades del control y falta de monitoreo, ausencias de comunicación entre la Secretaría de Infraestructura Física y el Fonvalmed”, además de la falta de claridad entre esas dos entidades para asumir los riesgos y las responsabilidades.

Intercambio de la 10
Del trabajo de control fiscal, se derivaron cinco hallazgos administrativos, que implican que la entidad debería iniciar un proceso de mejoramiento para corregir estas situaciones que van en contravía del ideal de gestión de una dependencia pública. La Contraloría encontró además del incumplimiento en las fechas establecidas para el proyecto, diferencias entre los valores reconocidos y generados por salarios y seguridad social en dos contratos de 2014. Igualmente el ente de control identificó que el precio unitario de una comisión de topografía estaba por encima del precio de referencia y que el pago de concreto, estribos y aletas se realizó con un precio unitario no pactado.

Paso a desnivel de la Calle 10 con Transversal Superior
El ente de control ha hecho tres observaciones administrativas, una de ellas con incidencia fiscal y otra disciplinaria. El hallazgo que presuntamente tendría incidencia en el erario público tiene que ver con sobrecostos por cerca de 11 millones de pesos en un acta de pago de un contrato de 2014, en el que no se encontró los soportes de los costos adicionados y estimados por costos de personal. Por último, el ente de control señala debilidades en las labores de interventoría.

Paso a desnivel de la Transversal Inferior con la Loma de los Balsos
Esta auditoría aún esta en etapa preliminar, pues, según el informe de la Contraloría, hace falta la respuesta del Municipio para continuar con la investigación de una de las obras más polémicas del proyecto. El ente de control documentó un aparente incumplimiento en el principio de planeación, deficiencia en el cumplimiento de labores de interventoría y de seguimiento del contrato de obra, adicional a un incumplimiento al plan de mejoramiento.

Por su parte, la Contraloría Auxiliar de Responsabilidad Fiscal y Jurisdicción Coactiva, investiga las presuntas irregularidades en el contrato de interventoría para el intercambio de la Transversal Inferior con Los Balsos, obra actualmente suspendida por fallas estructurales en uno de los muros del túnel de la Inferior. De acuerdo con el ente de control, la firma Consorcio Soluciones Medellín, interventora de la obra, presentó una propuesta para el arrendamiento de computadores e impresoras por valor de 375 millones de pesos, lo que “representa un valor injustificadamente alto”.

¿Qué dice la Contraloría de la obra inconclusa de Los Parra con la avenida El Poblado?
“El Municipio de Medellín en cabeza de la Secretaría General y la Secretaría de Hacienda vienen adelantando las gestiones administrativas y legales pertinentes, para solucionar lo relacionado con la franja de terreno que hoy usa el Casino San Fernando”.