Contra la violencia intrafamiliar en El Poblado

     
 

Prevenir
“Aunque aún no se han hecho contactos, es una propuesta muy completa enfocada para los estratos 1, 2 y 3, en la que participa un grupo profesional interdisciplinario; queremos beneficiar a 2.000 personas, entre líderes y miembros de familia”, explica Carolina Montoya del Centro de Servicios a la Comunidad. Por consiguiente, afirma, su primer objetivo es desarrollar la consolidación de una red de apoyo zonal, conformada por organizaciones, líderes comunitarios, Jal y personas del común que quieran colaborar en la construcción de políticas para frenar este tipo de violencia. Eso también incluye la capacitación de multiplicadores, es decir, líderes comunitarios, educadores de las escuelas públicas y agentes de policía, por medio de charlas y a través de la entrega oportuna de material didáctico de revistas ilustradas, material radial y películas. Por eso, en medio de estos coloquios habrá cabida para abordar temáticas como las diferencias generacionales y tocar el concepto de las nuevas masculinidades, entendidas como la posibilidad real en la que el género masculino asuma roles y responsabilidades dentro del hogar y es sensible ante situaciones de dolor. Así mismo, los integrantes de familias vulnerables participarán en reuniones grupales lideradas por profesionales, donde será posible reconocer el problema, exponer soluciones, dialogar y concertar para mejorar la situación.

Proporciones
El 75% de la población de Medellín pertenece a los estratos 1, 2 y 3, público objetivo de este programa. No obstante, en El Poblado más del 90% de la población pertenece a los estratos 4, 5 y 6. Esta propuesta, que no nació de los líderes cívicos de El Poblado sino de los técnicos del Municipio, es financiada con los recursos del Presupuesto Participativo, concebido para que sean los ciudadanos quienes orienten la inversión del dinero público en sus comunidades. Medellín convive en familia deja de lado a casi la totalidad de los habitantes de esta comuna, de los que el Municipio parece ignorar muchas cosas, entre otras, si necesitan o no (no digamos si la merecen) ayuda en el tema de la violencia intrafamiliar. 50 millones de pesos asignados al Presupuesto Participativo de esta comuna, manejados por el Centro de Servicios Comunitarios de la Fundación Universitaria Luis Amigó, en un programa preventivo contra la violencia intrafamiliar en los estratos 1, 2 y 3 en El Poblado.