Con trato de Cenicienta

Con trato de Cenicienta

Está próximo a terminarse 2012 y la Estación de Policía de El Poblado sigue siendo quizás la más deplorable de Medellín

Dos años ajustó al frente de la Estación Poblado de Policía el teniente coronel Fabio Rojas. Desde que llegó, su clamor ha sido el mismo: sus policías necesitan una estación digna.

En la reunión sobre Seguridad en Navidad en la comuna 14, realizada en el auditorio de C.I. San Fernando Plaza el martes 18 de diciembre, el tema salió de nuevo a relucir. “Falta voluntad política”, respondió el teniente coronel Rojas a la pregunta de Vivir en El Poblado sobre por qué, pese a las solicitudes reiteradas de la misma Policía, de algunos sectores de la comunidad, y a la intención de la Alcaldía de ceder el terreno que ocupa la institución en el barrio Manila, sus 220 agentes siguen viviendo en condiciones que el coronel Rojas comparó con la de los habitantes de calle reconocidos en la comuna 14: “Makanaki”, “Ruanas” y “Sacolito”, entre otros.

Varias son las carencias de la Estación resaltadas por su comandante y que resultan absurdas en una comuna como la 14, centro comercial, financiero, hotelero, turístico y residencial de la ciudad. Para no entrar en detalles, digamos no más que las paredes están divididas por muros de tríplex y, en el mejor de los casos, de drywall, lo que es fatal para la seguridad; que la comodidad es mínima para el ciudadano que quiera acercarse a denunciar; y que los policías no cuentan con acceso a Internet, por tanto no pueden sistematizar sus informes o sus capturas.

En síntesis, la seguridad en El Poblado tiene “trato de Cenicienta”, como lo define el teniente coronel Rojas, lo que es bien extraño pues de tiempo atrás la Policía Nacional tiene destinados 2.500 millones de pesos para invertir en una sede propia en la comuna 14. La administración municipal aduce que es el Concejo de Medellín el que tiene en sus manos el cambio de destinación del lote y que solo cuando esto suceda podrá construirse la nueva sede, pero nada. “Nos estamos quedando atrás. Villahermosa, Belén y el municipio de Envigado tienen excelentes estaciones de Policía y en El Poblado, nada”, añade el comandante Rojas.

Como si fuera poco, como lo informamos en la presente edición, están deshabilitados 11 radiotélefonos que habían sido entregados a varias juntas de acción comunal para comunicarse con la Policía y reforzar la seguridad en los barrios de la comuna, pues desmontaron la repetidora en Las Palmas. Es decir, ya no sirven, de manera que se pierde el sentido de aquel permanente llamado a la colaboración ciudadana que hacen las autoridades.

Sin embargo, con las uñas, la Policía sigue trabajando por la seguridad de la comuna 14 y diseñando estrategias para contrarrestar las actividades delictivas. Ahora, más que nunca, esta institución necesita el apoyo de la ciudadanía y ni qué decir del Concejo y la Alcaldía, para que de una vez por todas resuelvan la situación y den vía libre a la construcción de una sede policial digna, a la altura de El Poblado.