¡Cómo se nos empapelan los proyectos!

No hubo otra vía de solución que evitara pérdida de tiempo, van 28 meses de suspensión, y de dinero, porque hoy la obra de la avenida 34 presenta otros costos, incluyendo la novedad del Iva

“El Poblado necesita más vías”: lo han dicho conductores, transportadores, vendedores de vehículos y varios de los alcaldes de los últimos 20 años. Otras voces, con una visión diferente, han ampliado el discurso a “El Poblado necesita otros tipos de movilidad” y han superado el concepto del vehículo particular, como medio protagonista, hacia modos masivos. Y, en medio de unas y otras posiciones se ha sostenido una tercería, sin ser necesariamente excluyente, de pedir una movilidad equilibrada con el ambiente.

Veinte años en los que se sumaron voluntades y dinero de los contribuyentes y se construyeron vías, no las necesarias para cada momento sino las que se debieron disponer décadas atrás. Veinte años en los que pese a la urgencia y a la dificultad en la consecución de recursos, los proyectos no siempre tuvieron la gestión y los resultados debidos, valga mencionar descalabros como los de El Tesoro y el de Los Balsos.

Del fallo del Consejo de Estado ya son cinco años, además de pérdidas cercanas a los 6.500 millones de pesos. Metroplús quedó atrapado en el Túnel Verde.

Los casos infortunadamente no terminan ahí y otra vez presentan el denominador común del impacto a la movilidad y a los recursos públicos, además a la confianza del ciudadano.
¡Cómo se empapeló la obra de la avenida 34! Diseñada, fijada en un calendario, financiada por Valorización, la construcción se fue a pique en marzo de 2016. Una ciudadana, en todo su derecho, estimó que la futura ruta, que presentaba avances del 4%, ocasionaría daño ambiental y, en consecuencia, tramitó una acción popular. El juez en cinco días ordenó medidas cautelares, pero no hubo otra vía de solución que evitara pérdida de tiempo, van 28 meses, y de dinero, porque hoy la obra presenta otros costos, incluyendo la novedad del Iva.

¡Y cómo se empapeló el metroplús de la 43A, en el Túnel Verde. Un colectivo ciudadano, en todo su derecho, consideró que el sistema de transporte llevaría un impacto ambiental al sector y, en consecuencia, presentó un recurso jurídico para evitar la tala de árboles. Del fallo del Consejo de Estado ya son cinco años, además de pérdidas, de acuerdo con el Alcalde de Envigado, cercanas a los 6.500 millones de pesos, también con el 19% de Iva como nuevo jugador.

¿El Poblado necesita más vías u otra movilidad integral, amigable y sostenible? El Poblado, y no solo este, necesita en realidad otros liderazgos, formas expeditas de zanjar las diferencias con ciudadanos que se oponen, otro tipo de control por parte de los organismos responsables y un ejercicio del poder que tenga pulcritud superior en la exigencia de aportes y de extras al contribuyente.