¿Cómo dijo?

¿Cómo es posible que te quedes dormido al volante y les demos papaya a los críticos de este gran proyecto de Valorización de El Poblado? ¿Con qué cara voy a salir ahora a defender lo del Parque del Río?
/ Juan Carlos Franco

Preguntado por este periódico (en la edición 635) sobre las inconformidades expresadas por los usuarios acerca del funcionamiento del nuevo paso a desnivel entre la Superior y la Loma de El Tesoro, el Director de Fonvalmed afirma: “La recién inaugurada obra se diseñó bajo un esquema de usos en las vías distinto al de hoy. Mientras la obra estaba en ejecución se hizo un cambio general en los sentidos viales de la zona y a alguien, incluso ni siquiera de adentro (Fonvalmed), se le ocurrió que se podía dejar así”.

Agrega que se están tomando correctivos preliminares y que, a más tardar en dos semanas, el problema estará resuelto.

¿Cómo dijo? ¿Leí bien? ¿Que el diseño del tráfico en y alrededor de semejante obra tan crítica quedó en manos de “alguien” de afuera que se le ocurrió? ¿Que la obra en realidad tenía un diseño diferente, pero no fue aplicado?

Si yo fuera el jefe de este tenaz y respetable funcionario, de manera inmediata lo citaría a mi despacho en La Alpujarra para pedirle explicaciones. Y para que escuchara mi profunda indignación. Sería algo así:

“¿Cómo es posible Luis, que este proyecto, planificado desde hace tantos años con todos sus detalles, lo dejas en cabeza de otras entidades, de otros funcionarios, precisamente en el momento más crítico, que es ponerlo a funcionar?

¿Cómo es posible que hayamos permitido que este intercambio de El Tesoro con la Superior sea odiado desde el primer día por los usuarios –quienes, además, lo pagaron de su bolsillo– y que la gente esté añorando cuando no existía? ¿A ver, qué fue lo que aprendimos con el puente de la 4 sur de mi antecesor y antiguo jefe tuyo Alonso? ¿Otra vez entregando una obra que para resolver un problema puntual de tráfico genera otros nuevos, aún peores?

Caramba, ¿te das cuenta del daño tan grave que le estamos haciendo a todo el proyecto de Valorización, primero con esa falta de seguimiento y segundo con esa respuesta tan original e inesperada?
¿Cómo es posible que te quedes dormido al volante y les demos papaya a los críticos de este gran proyecto de Valorización de El Poblado, que sabes mejor que nadie que no son pocos? ¿Con qué cara voy a salir ahora a defender lo del Parque del Río?

Ya sabes. No podemos equivocarnos más. Este proyecto no fue idea mía, yo lo heredé, pero le puse todo mi empeño, para que ahora salgamos con esto. Te pido que te vayas ya mismo a resolverlo, reúnes a tu equipo, le transmites mi profundo malestar y que de ahora en adelante esté más concentrado.

Cierras al salir, por favor”.
Claro, toda esa escena, todo ese regaño mayúsculo es fruto de la imaginación quizá desbordada del columnista. Es perfectamente posible que no haya ocurrido. Lástima. Alguien muy importante debería poner su cargo a disposición de su jefe luego de un episodio tan irrazonable como el ocurrido con este intercambio vial.

Cualquiera esperaría que un asunto tan delicado hubiera sido planeado hasta el más mínimo detalle. Que habría sido simulado con modelos de computador (no muy sofisticados) y que la implementación iba a ser una de las partes más sencillas y suaves de todo el proceso.

Qué vaina, qué oportunidad perdida, qué daño tan grande a la credibilidad de una entidad que ha prometido beneficios a diestra y siniestra. ¿Cuándo se podrá recuperar del trastorno de tener tanta gente frustrada y hablando mal?

Habiendo transcurrido ya los 15 días anunciados, esperamos con gran interés las fórmulas que, según dicen, resolverán el problema. Las que, según Luis, tenían en el cajón y decidieron no usar por creerle a “alguien”…

Qué bueno que la próxima vez apliquen las ideas buenas desde el comienzo y no como remiendo improvisado, ¿no?
opinion@vivirenelpoblado