Cielos abiertos

  Por: Juan Carlos Vélez Uribe  
 
Uno de los temas que se han venido discutiendo en la ciudad en los últimos días, es el relacionado con la propuesta de darle a Medellín la posibilidad de que sea considerada como destino aéreo de “Cielos Abiertos”.
Este término, aeronáutico por excelencia, significa que en lo relacionado con los convenios aéreos que regulan las relaciones aero-comerciales entre dos países (bilateral) o varios (multilateral), el destino (para este caso Medellín) no haría parte de los términos del acuerdo, quedaría por fuera de este. Es decir que la aerolínea que quiera operar en el destino, lo puede hacer libremente; puede tener las frecuencias que requiera, volar a los destinos que considere y hasta contar con las “quintas libertades del aire”, que le permitiría recoger pasajeros en la ciudad para llevar a destinos en el exterior, si es una aerolínea extranjera.
Para la ciudad, contar con la posibilidad de convertirse en un destino con “cielos abiertos”, es indudablemente una posibilidad muy propicia para catapultar a Medellín y a Antioquia como ciudad y región con vocación turística, tal como existe hoy para Cartagena y San Andrés.
Es indudable que necesitamos la presencia de aerolíneas internacionales en nuestro aeropuerto José María Córdova. En los últimos 10 años han llegado operadores aéreos como American Airlines, Spirit, Taca, LAN y algunas aerolíneas colombianas han comenzado a volar hacia destinos internacionales desde Medellín, como Nueva York, Caracas y Madrid; atendiendo a que previamente lo han estado haciendo a Miami y Panamá. Poco a poco nos hemos venido conectando con América y ahora con Europa, pero aun seguimos bastante atrasados con respecto a otros aeropuertos.
Rionegro es un Aeropuerto que en términos internacionales moviliza aun, un porcentaje muy bajo de los pasajeros internacionales del país, con tan solo el 10.47% del total. Mientras que el de Bogotá concentra el 72.17% de los viajeros al exterior. Y si miramos otros aeropuertos cercanos, como el de Panamá, a pesar de ser un pequeño país, su aeropuerto internacional, supera con creces al nuestro, teniendo en cuenta que desde el punto de vista de seguridad operacional e infraestructura es también muy superior.
Si queremos potencializar al aeropuerto de Rionegro como un destino internacional con presencia de aerolíneas internacionales, debemos antes que todo crear un centro de conexiones internacionales (HUB) y para ello es necesario crear las condiciones de mercado y de tráfico para que dichas aerolíneas “asienten sus reales” en la ciudad.
La declaratoria de “ciudad abierta” y la promoción de esta como destino turístico, de negocios y convenciones, ayudarían a mejorar la conectividad aérea con el continente y el planeta, pero para desarrollarlo es indispensable comenzar a pensar seriamente en el traslado de las operaciones comerciales del aeropuerto Olaya Herrera al José María Córdova y de esta manera consolidar un centro de conexiones aéreas de alcance regional.

opinion@vivirenelpoblado.com
jcvelezsenador@hotmail.com