Chicago’s y sus pizzas rellenas

Chicago’s y sus pizzas rellenas
A primera vista parecen suculentos pies, pero se trata de pizzas rellenas preparadas en una masa gruesa y crujiente, cargadas con una cantidad de queso y salsa napolitana mucho mayor que las tradicionales. Las deep dish pizzas fueron creadas en Chicago en los años 40, pero son similares a lo que en Italia se conoce como pastel siciliano.

Al Mall San Lucas llegó Chicago’s, un restaurante especializado en este tipo de apetitosas pizzas, que viene ganando fieles adeptos con inusitada rapidez. El gestor de Chicago’s es el piloto, administrador y cocinero empírico Mauricio Urrea, quien con la asesoría del experto en restaurantes Jaime Álvarez y el apoyo permanente de su esposa Carolina Pizano, ha desarrollado una propuesta innovadora en la ciudad, en un mercado tan amplio y competido como el de las pizzas.

Aunque Chicago’s abrió sus puertas a finales de junio pasado, la marca funcionó durante tres años como un negocio casero de deep dish pizzas y hamburguesas rellenas precocidas y congeladas, a domicilio. Hoy Chicago’s tomó otro rumbo con la apertura de un punto de venta donde los comensales encontrarán, además de tres clases de deep dish pizza (italiana, vegetariana y la Baja California, también pueden armarla al gusto con más de 32 ingredientes a su disposición), pizzas rústicas y napolitanas, hamburguesas rellenas, sopas y sánduches artesanales, postres y cafés de calidad de exportación. Informes en el 313 7434.

Deep dish pizza italiana
(de 4 porciones)

Ingredientes de la masa
• 200 gramos de harina.
• Una pizca de levadura.
• Una pizca de sal.
• Una pizca de azúcar.
• 100 mililitros de agua tibia.
• 6 mililitros de aceite de oliva.

Ingredientes adicionales
• 300 gramos de queso mozzarella rallado.
• Jamón al gusto.
• Salami al gusto.
• Pepperoni al gusto.
• 8 onzas de salsa napolitana.
• Queso parmesano al gusto.

Preparación
Mezclar la harina con la sal y el azúcar. Formar con la harina una corona y en el centro verter el agua tibia (con la levadura y el aceite de oliva previamente disueltos en ella). Dejar reposar durante cinco minutos.
Incorporar el agua a la harina, y amasar hasta obtener una masa homogénea.

Dividir la masa en dos mitades iguales. Cada una de ellas debe moldearse hasta obtener masas de aproximadamente dos centímetros de grueso y 22 centímetros de diámetro. Engrasar y enharinar un molde de tortas antiadherente (en lo posible de entre 15 y 20 centímetros de diámetro y unos 4 o 5 centímetros de alto). Extender una de las masas en el molde, procurando que las partes sobrantes salgan sobre los bordes. Agregar al molde 150 gramos de queso mozzarella, luego el jamón y el salami, y encima de estos ingredientes los otros 150 gramos de mozzarella. Tapar con la otra mitad de masa y juntar ambas partes hasta que la parte superior adquiera una superficie cóncava. Verter sobre esta la salsa napolitana y luego adicionar encima el pepperoni. Hornear a una temperatura de 220 grados centígrados, entre 35 y 40 minutos. Retirar, desmoldar y agregarle queso parmesano y servir.