Cero y van cinco

   
   
  El teniente coronel Fabio Rojas está hoy al frente de la seguridad de El Poblado  
     
  El miércoles 19 de enero se posesionó como comandante de Policía de la Estación Poblado el teniente coronel Fabio Alexander Rojas, de 42 años, oriundo de Bogotá, con 20 años de servicio en la institución. Antes que él y durante cinco días, estuvo en esta comandancia como encargado el mayor Botía, quien reemplazó muy transitoriamente al mayor Yefri Triana, comandante de la estación hasta principios de enero. Triana, a su vez, había llegado a finales de septiembre en reemplazo del teniente coronel Javier Pérez Watts, quien estuvo cuatro meses en esta comandancia. “Salió por falta de resultados”, dijo entonces de Pérez Watts el coronel Luis Martínez, para la época comandante de la Policía Metropolitana. Pérez Watts no solo tuvo la difícil misión de reemplazar al carismático teniente coronel Luis Peralta -quien estuvo al frente de la Estación Poblado durante lo que hoy ya parece un récord: 3 años y 8 meses- sino que su periodo coincidió con un recrudecimiento de la inseguridad en El Poblado, con incremento de hurtos callejeros y a residencias y la ocurrencia de algunos crímenes que estremecieron a la Comuna 14.
“Si no da resultados, pues no sirve, hay que tomar medidas drásticas porque al interior de la institución no podemos estar con pañitos de agua tibia”, fueron también las palabras de recibimiento de Martínez para el mayor Triana.
Poco más de tres meses después de esta advertencia, Triana fue trasladado para el departamento de Caldas y ahora, por decisión del nuevo comandante de la Policía Metropolitana, brigadier general Yesid Vásquez, llega en propiedad el teniente coronel Fabio Rojas.

¿Por qué salió el mayor Yefri Triana?
“Sin duda son decisiones institucionales que en el momento no manejo, pero entiendo que es el especial cuidado y la sensibilidad que tiene este sector de la ciudad, no solamente frente a las personalidades que habitan acá sino que la imagen de Medellín prácticamente nace de El Poblado con su vida nocturna y social, el número de hoteles, de restaurantes, de bancos, entonces hay que planear un servicio especial de policía. Pienso que a raíz de eso mi general Vásquez decidió asignar un oficial con experiencia en el trasegar institucional en varias unidades, no solo por el grado sino por distintos sitios donde hemos laborado.”

¿Qué conocía de Medellín?
“Conozco algo de su problemática porque he adelantado procesos de investigación referentes al narcotráfico y estoy ambientado. Llevo un mes en la ciudad y trabajé como comandante de estación en la Comuna 13.”

¿Cuál es su objetivo al frente de la Estación Poblado?
“Ante todo, enterarme del diagnóstico de la seguridad ciudadana y velar por el mantenimiento de esas condiciones de seguridad. Estamos enterándonos de cómo está la situación de criminalidad, que afortunadamente es muy reducida, y preocupándonos más por los temas sensibles como el atraco callejero, el hurto a residencias y apartamentos. Vamos a intensificar los operativos contra los ladrones que se movilizan en motos.”

¿Qué cambio de estrategia va a aplicar?
Estamos buscando enfrentar el cambio de la dinámica del servicio de policía con el nuevo modelo: Plan Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes. Esa estrategia busca personalizar más el servicio de policía, que los casos sean atendidos con mayor rapidez, que los tiempos de respuesta sean menores. Busca que salgamos de ese método tradicional en que durante los turnos de vigilancia los policías salíamos a todo el sector sin mirar responsabilidades específicas; ahora es distinto porque el policía sale con una responsabilidad de un cuadrante, tiene movilidad y, lo más importante, un contacto más personal con el ciudadano para atender esa seguridad ciudadana. Antes podía estar uno en muchos sitios pero no responder por ninguno.”