Cerezo del Gobernador

En sus zonas de origen el Cerezo del Gobernador llega a medir hasta 15 metros de altura, desarrolla tronco único y retorcido y ramifica a muy baja altura. Tiene una copa densa y redondeada con la que cubre unos 4 metros de diámetro.

Algunas variedades tienen muchas espinas y es común que desarrolle rebrotes abundantes a partir de la raíz. Es de hojas simples, alternas, dentadas y con peciolo muy corto. Las nuevas son rosadas o rojas.

Las flores salen como pequeños racimos sobre las ramas.

Lo normal es que haya árboles de ambos sexos por separado, aunque hay algunos con flores perfectas. Sus frutos son redondos y de un color que va de marrón a púrpura; miden de 2 a 2 y medio centímetros de diámetro.

El Cerezo del Gobernador no es exigente en suelos, es resistente a las sequías y crece bien en zonas húmedas y cálidas. Su madera es usada como leña y se cultiva extensamente por sus frutos, los cuales se pueden consumir crudos o en dulces y jaleas (la cereza tiene un 21% de azúcar). La corteza tiene propiedades medicinales.

El Cerezo del Gobernador de la foto está en Villa Carlota.