Casco de Vaca

Este árbol es originario de la India y cultivado en todos los paises tropicales. Puede medir hasta 15 metros de altura y cubrir ocho metros de diámetro con su copa. El tronco del Casco de Vaca mide unos 40 centímetros de diámetro.

Su raíz es profunda, aunque algunas veces desarrolla unos tramos superficiales que pueden hacer pequeños daños en las aceras o en el pavimento, aunque estos inconvenientes son evitables con una poda oportuna.

Las flores del Casco de Vaca son fragantes, vistosas y abundantes. Miden entre tres y siete centímetros de ancho y se dan en racimos cortos. Las flores son de cinco pétalos claviformes rosados con diez estambres.

El Casco de Vaca es de crecimiento relativamente rápido y de longevidad media a prolongada. La apariencia de sus hojas divididas en dos lóbulos es la que le da el nombre a este árbol tan utilizado como ornamental por su floración temprana y bonita. Su madera es dura, pesada y resistente a la intemperie por lo que se usa para los mangos de las herramientas y para leña.

El alto contenido de nutrientes de sus semillas las hace propias para la elaboración de concentrados para animales, además por ser una especie fijadora de nitrógeno mejora la calidad de los suelos.

En Medellín también hay una variedad de Casco de Vaca llamada árbol orquídea por sus hermosas flores. Estas miden hasta diez centímetros de ancho y con cinco pétalos claviformes de color rosa, lila o púrpura, siendo el pétalo más grande intensamente variegado en púrpura.

Este Casco de Vaca está en Manila en el costado norte de La Poblada.