Campaña con final feliz

Campaña con final feliz
“Comparte la felicidad de aprender”, campaña de la Corporación Vivir/Julio Posada y Oviedo, dejó niños felices

Llenos de alegría y agradecimiento con el Centro Comercial Oviedo y la Corporación Vivir/Julio Posada, 73 niños de escasos recursos económicos de varias instituciones educativas del municipio de Valparaiso recibieron recientemente igual número de paquetes de útiles escolares. Por intermedio de la Corporación Valle del Paraíso, a cada uno se le hizo entrega de cuadernos, libros, lápices, sacapuntas, colores, lapiceros y borradores, entre otros elementos de estudio. En esta donación encontraron un estímulo muy significativo para seguir adelante con su año escolar y fijar en la educación la base de su proyecto de vida. Parte de la donación (42 paquetes) se hizo en la zona urbana de Valparaiso y los otros 31 kits se distribuyeron en los centros educativos rurales Mallarino y Manuel Escobar.
La jornada de solidaridad fue posible gracias a la iniciativa de Oviedo y Vivir en El Poblado, entidades que a principios de este año convocaron a sus clientes y lectores, respectivamente, a regalar útiles nuevos o en perfectas condiciones. Tanto en puestos de información del centro comercial como en las oficinas del periódico Vivir en El Poblado, los interesados en participar en “Comparte la felicidad de aprender” entregaron los artículos escolares. La empresa Balor S.A.S se destacó como el principal donante.
Como resultado de esta generosidad, la primera entrega de paquetes con útiles se realizó el pasado 18 de febrero en el barrio Belencito Corazón, al occidente de Medellín, en el comedero escolar Red de Amor. Allí, 80 niños vivieron momentos felices, en una fiesta que se destacó por estar cargada de sonrisas. En el regalo estaba implícita la idea de que en la educación está la posibilidad de que los niños tengan una vida fructífera.


Huellas de la generosidad
También con el aporte generoso de los lectores del periódico y comerciantes y clientes de Oviedo, a mediados de 2010 se adelantó con éxito una campaña centrada en la recolección de material de lectura. Con ella se logró la donación de más de 20 mil libros a la cárcel de mujeres El Pedregal, la Fundación Ratón de Biblioteca, la Corporación Superarse y la Fundación de Atención a la Niñez y otras organizaciones especializadas en promover la lectura. En Navidad de ese mismo año, Oviedo y la Corporación Vivir/Julio Posada se unieron nuevamente para recolectar ropa y juguetes, elementos que fueron distribuidos a los niños de la Clínica Infantil Santa Ana y el Hospital San Vicente de Paúl.