La nueva experiencia de montar en bus en El Poblado

Buses de El Poblado: Control satelital a la velocidad y a las paradas, capacitación de conductores, carros nuevos y hasta wifi gratuito apuntan a un servicio de calidad.
Buses de El Poblado

Buses de El Poblado: Control satelital a la velocidad y a las paradas, capacitación de conductores, carros nuevos y hasta wifi gratuito apuntan a un servicio de calidad. Usuarios y autoridad valoran los cambios. Hay asuntos pendientes.

Por: Sebastián Aguirre Eastman

Desde finales de junio, los usuarios de la ruta 136ii, que cubre el trayecto entre la estación Exposiciones del metro y la Universidad CES, por la vía Las Palmas, disfrutan el servicio wifi gratuito en el viaje.

Inició como una prueba piloto, pero la buena acogida de los pasajeros animó a la empresa Autobuses El Poblado Laureles a activar el servicio, incluso a ampliarlo a algunas de las 16 rutas adicionales. Todo depende de un análisis financiero que está adelantando y que mide factores como satisfacción de los pasajeros y aumento en los ingresos.

Esta es una de las medidas que la empresa viene implementando para mejorar su servicio, uno de los reclamos más insistentes que provienen de los cerca de 70 mil usuarios diarios que concentra. Otra de sus metas es cautivar más gente joven, por la afinidad con la tecnología.

Jorge Rico Roldán lleva seis meses como gerente de Autobuses El Poblado Laureles.
Jorge Rico Roldán lleva seis meses como gerente de Autobuses El Poblado Laureles.

Jorge Rico Roldán lleva seis meses como gerente de Autobuses El Poblado Laureles. Desde que llegó al cargo, dice, ha procurado cambiar los imaginarios que tienen los usuarios sobre el transporte público, como mal servicio, buses desaseados, imprudencias e incomodidades. En respuesta, además del wifi, los 333 buses que conforman su flota -76 de ellos integrados al metro en El Poblado- cuentan con un sistema de seguimiento satelital que mide la velocidad de los vehículos, las paradas que realizan y las frecuencias, que deben ser de entre cinco y 10 minutos. Portabicicletas instalados en tres buses y sensores que controlan el ingreso de los pasajeros y evitan a los colados, son otras de las novedades.

“Hemos capacitado a los conductores para que presten un servicio amable y respetuoso, que saluden, que no pongan música a volúmenes inadecuados y que porten su uniforme; que laven sus carros cada día y medio por lo menos”, añade Rico.

De esta manera, el gerente no quiere que a su empresa la vean como una más de las que pasan por las vías. “No queremos que el usuario se monte en cualquier vehículo; queremos que elija los nuestros”.

Renovación de la flota

En la actualidad, la empresa viene renovando su flota, ajustándose a la exigencia de la Secretaría de Movilidad que señala que todos los vehículos deben ser modelo 2012 en adelante.

No es un proceso simple porque cada automotor, bus o buseta, cuesta en promedio 250 millones de pesos. Además, en El Poblado Laureles tienen dudas por cuanto las autoridades indican que a 2030, o antes, los buses tendrán que movilizarse con electricidad o a gas. “Si hacemos la renovación ahora, nos tocaría volverla a cambiar en diez años”, comenta Rico, por lo cual vienen haciendo un cambio gradual, por ahora del 35 a 40 % del parque vehicular, mientras consiguen claridad.

Otra de sus metas inmediatas es ajustar el negocio al modelo de pago sin efectivo, tal como ocurre con la tarjeta Cívica en los integrados del metro. Rico cree que es un paso que no tardará en ocurrir, pues los beneficios son para todos: más seguridad para el conductor al no tener dinero en la cabina, más agilidad en el ingreso, menos distracciones en las maniobras y mayor claridad administrativa en los pagos de la empresa del Metro a Autobuses El Poblado Laureles.

Susceptible de mejorar

La ingeniera civil Elisa María Londoño, quien cursa una maestría en ingeniería de transportes y gestión territorial en Brasil, es usuaria del sistema de transporte público en El Poblado, el cual califica de buena manera, pero considera que aún tiene asuntos pendientes por solucionar.

“Si las autoridades insisten en que la gente deje el carro en casa, más en un barrio como El Poblado con sus congestiones y la cantidad de vehículos por hogar (uno por cada tres habitantes), el servicio de buses debe marcar diferencia. Creo que el diseño de las rutas es bueno, pero el problema es que las vías perpendiculares al río, que conectan las zonas altas con las bajas, surgieron de forma espontánea, con poca planeación, y dificultan que se ofrezca un servicio rápido a los usuarios”.

Sugiere que haya más rutas y más frecuencias, pero en El Poblado hay un “círculo vicioso”: los operadores no las ofrecen porque no hay demanda y los usuarios no las usan porque no las encuentran. Así, cree la ingeniera, va a ser difícil que la gente deje el carro en casa.

Otro problema que encuentra es que los vehículos no son amigables para personas con dificultades en su movilidad. Una solución, piensa, es disponer vehículos de piso bajo, que permitan que los usuarios ingresen con comodidad y no tengan que saltar y luego subir tres escalones, como ocurre en la actualidad.

Sin embargo, le ve un inconveniente a estos automotores por la topografía de nuestra ciudad y por las dimensiones de los reductores de velocidad instalados en las vías públicas.

Control satelital a la velocidad y a las paradas, capacitación de conductores, carros nuevos y hasta wifi gratuito apuntan a un servicio de calidad
Control satelital a la velocidad y a las paradas, capacitación de conductores, carros nuevos y hasta wifi gratuito apuntan a un servicio de calidad

El balance de la Alcaldía

Los indicadores de la Secretaría de Movilidad señalan que en la ciudad el nivel de satisfacción de los usuarios con el transporte público en general es de 5.2 sobre 7. Desde la entidad señalaron a Vivir en El Poblado que Autobuses El Poblado Laureles ha mostrado compromisos para ajustarse a las recomendaciones generales que buscan el mejoramiento de su labor y que hacen parte del proyecto Transporte Público de Medellín, que será presentado el 14 de agosto próximo, y que, entre otros propósitos, quiere implementar el recaudo electrónico y la renovación de la flota vehicular a energías limpias como el gas o la electricidad.

 

Tres rutas poco utilizadas, pero muy útiles

  1. Ruta 133ii: San Lucas por la transversal Superior. Baja por la loma de Los González, voltea a la izquierda en la carrera 29 hasta Los Balsos y toma la transversal Inferior, hasta la loma de El Campestre para descender hasta la estación Aguacatala.
  2. Ruta 134i: avenida Las Palmas en descenso desde la Cola del Zorro. Baja por la loma de Marianito, coge la transversal Superior hasta la calle 10, baja hasta la avenida Las Vegas y entra a la estación Poblado, sube por la calle 10 y toma la loma de El Tesoro hasta la entrada al Parque Comercial por la carrera 29, voltea a la izquierda y toma la Superior hasta la loma de Marianito y regresa al inicio.
  3. Ruta 132: Los González con la Inferior, va hasta Los Balsos y desciende hasta Las Vegas. Coge hacia el sur y en la calle 14 (frente a Monterrey) voltea a la derecha para tomar hacia el norte la carrera 43F (pasa por Telemedellín) hasta la carrera 43G y gira a la derecha (esquina de Trilogía) para tomar la calle 29 y luego la carrera 43 (Clínica Oftalmológica). Toma la calle 31 hasta Palacé y luego ingresa a Bolívar (bajo el viaducto del metro) hasta la calle 41 (Los Huesos) y regresa por la avenida El Poblado.