LA BUENA MESA
icono-tubeicono-faceicono-twitericono-instagranCONTACTOUBICACIN
Publicidad
 
Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
 


Sopita patoja de nonato

De la edición impresa (edición 302)

Doña Gula estuvo paseando por los lados de Popayán, y allí, en una de las ciudades con la aristocracia más tradicional de Colombia, realizó una incursión por los comedores de una popular galería, en la que encontró un plato sumamente exquisito. La sopa en cuestión, dice Doña Gula, es tan agradable a la vista y al gusto que podría figurar sin problemas en el menú de restaurantes de mucha alcurnia.


El cuy asado de Catanambuco, una receta para la guía Michelin

De la edición impresa (Edición 301)

Aunque no escribí una carta de protesta, nunca estuve de acuerdo con el reality 20/05 del canal Caracol, cuando como prueba final puso a probar a sus finalistas la receta más representativa de la cocina nariñense. Auténtica vergüenza ajena sentí viendo a Tatiana de los Ríos y a Catalina Jaimes haciendo arcadas y espulgando el plato de aquella prueba.


El exclusivo sancocho de gallina de Ginebra

De al edición impresa (Edición 300)

No lo digo yo, lo dicen los especialistas en asuntos de historia y cultura culinaria: el sancocho es una receta presente en todas las cocinas del mundo y tiene la misma edad de la olla de barro y de la huerta propia del minifundio. En otras palabras, el sancocho es una receta universal de origen campesino, en la cual se involucran las verduras y tubérculos del pancoger de cada región (trátese del país que se trate) con las carnes que el hábitat ofrece.


Cambio de clima, cambio de menú

Del recetario de La Buena Mesa

En esta semana, cuando el verano que reinaba parece habernos abandonado temporalmente, nada mejor que variar la mesa cotidiana con una deliciosa crema de tomate con albahaca sugerida por Anita Botero, cheff del restaurante La Cafetiere de Anita. Una receta tradicional que se torna sofisticada gracias a la adición de las hojas de albahaca, ideal para estos días de frío y cielos nublados.


Las desconocidas carnes ahumadas del Chocó

De la edición impresa (Edición 299)

En su viaje gastronómico por diferentes regiones del país, Doña Gula estuvo en el Chocó y descubrió que la técnica del ahumado aun se usa en esta zona, lo que le da a sus carnes un sabor único. El procedimiento también permite el intercambio de productos entre parientes de la costa y del interior.

Infinitas maneras de preparar arroz, patacón y pescado, con salsa de felicidad

De la edición impresa (Edición 298)

La semana pasada completé 15 días viajando por la tierra más africana de Colombia. Cual monjita en vacaciones disfruté de sus paisajes, su selva, sus ríos, su mar, sus playas, sus pueblos, sus gentes y ante todo su deliciosa y exclusiva cocina. Dos años no serían suficientes para conocer este paraíso con todo lo que ofrece en términos culinarios, me atrevo a asegurar que podría pasarme todos los días conociendo una nueva receta del fogón afrocolombiano sin llegar a degustarlo completamente.



Un postre delicioso y original

Receta de la Buena Mesa

A partir de ingredientes sencillos como el café, el chocolate, el azúcar, la crema de leche y el helado se puede elaborar este postre que puede ayudar a variar y alegrar un poco la rutina. Álvaro Molina, colaborador de la sección La Buena Mesa, explica de manera breve y ágil cómo prepararlo, y hasta insinúa las inesperadas consecuencias que puede tener sobre aquellos que se atreven a probarlo.


Crema de arverja y coriandro

 Crema de arveja y coriandro

15 gramos de mantequilla
3 cebollas verdes o juncas finamente picadas
½ taza de crema de leche fresca
450 gramos de arveja fresca
1 papa pequeña picada 
1 litro de caldo de pollo
1 cda. de coriandro recién molida
2 cdas. de crema agria
Derretir la mantequilla en una olla, sofreír la cebolla hasta que esté transparente, agregar luego las papas y las arvejas y saltearlas rápidamente, para que desarrollen mejor sabor y textura. Saltear también las semillas y agregar luego el caldo y la crema. Rectificar la sazón con sal y pimienta, cocinar en bajo por 20 minutos aproximadamente o hasta que las arvejas estén suaves y tiernas. Dejar reposar, licuar y colar.
Para servir decorar con un poco de crema agria y semillas de coriandro enteras.



Las exclusivas arepas de Urumita

De la edición impresa (Edición 297)

Toda la vida pensé que el regionalismo antioqueño alrededor de la arepa era insuperable. Nadie en este país pone en tela de juicio la apropiación que los paisas hemos hecho de la arepa, al punto de considerarla como exclusividad de nuestro recetario, y pregonar a viento y marea que la mejor de todas las existentes es la nuestra. Son muy pocos los antioqueños que se resignan a aceptar la existencia de la arepa en otros países de América y en cuanto a la presencia de arepas características de otras regiones del país, es el caso de Santander, sencillamente las miran como falsificaciones.

Al Caído Caerle o La Comida de Clínica
Después de haber cumplido los 40, a Manuel le dolía todo. Por eso luego de dos añitos de cuarentitis había tenido la triste oportunidad de conocer a casi todos los especialistas de la ciudad.

Publicidad
 
PAUTA: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
REDACCIÓN: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
CLASIFICADOS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
DENUNCIAS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.