Mariana Gaviria

Por Juan Sebastián Mora

La longevidad es un anhelo inherente a la humanidad, los caminos para alcanzarla son y serán una obsesión para más de uno. Dan Buettner, viajero, escritor e investigador estadounidense de la National Geographic, publicó hace unos años un estudio sobre las Zonas Azules, cinco lugares del mundo donde sus habitantes alcanzan, en promedio, una existencia más longeva y placentera que el resto de los mortales.

Estas cinco zonas azules son Cerdeña, en Italia; Icaria, en Grecia; Nicoya, en Costa Rica, Loma Linda, en California, Estados Unidos; y Okinawa, en Japón. Al analizar los factores que permiten vivir a los residentes de estos sitios hasta mínimo los 90 años (en promedio) en perfectas condiciones, se observa que la clave general para lograrlo está en llevar una vida integralmente sana, no solo en lo referente a la alimentación y la actividad física, sino también en cuanto a las relaciones interpersonales, el trabajo y los hábitos cotidianos.

Coincide con el objetivo central de la nutrición holística, una práctica que aborda el cuerpo en su conjunto y enseña no solo a comer adecuadamente de acuerdo con las características de cada persona, sino que evalúa aspectos determinantes de su estilo de vida para llevar una existencia emocional, física y mental más feliz y provechosa.



“La nutrición holística va más allá de simplemente bajar de peso y examina cada aspecto de tu estilo de vida. Una alimentación sana no va tener en el organismo ese efecto poderoso esperado, si al mismo tiempo a la persona la consumen el estrés y el aburrimiento, está insatisfecha con su trabajo o en permanente ansiedad por un mal manejo de sus relaciones personales”, afirma Mariana Gaviria, quien estudió cocina en el Instituto Argentino de Gastronomía, se formó como coach de salud y de nutrición holística en el Institute for Integrative Nutrition de Nueva York, y brinda asesorías personalizadas, talleres y charlas sobre este tema.

Los planes de nutrición holística que brinda Mariana son individualizados, pues “lo que para alguien puede ser benéfico para otro puede llegar a ser dañino”. Su punto de partida es un exhaustivo análisis de los hábitos y las características de cada persona. A partir de allí, la coach de nutrición holística realiza sesiones de seguimiento para evaluar los progresos y evitar que quienes emprendan estos planes se abrumen y desistan en su meta de alcanzar una salud integral.






Nueve hábitos para vivir más

En su análisis de las cinco Zonas Azules, el escritor Dan Buettner encontró nueve costumbres que comparten los longevos habitantes de estos privilegiados lugares:

1. Moverse naturalmente: en vez de ir al gimnasio, los habitantes de estas zonas suelen mantenerse en forma mediante actos cotidianos (caminar al trabajo, arreglar el jardín, realizar tareas campestres).
2. Tener rituales (siestas diarias, salidas con los amigos, meditación…) que reduzcan la prisa y el estrés diarios.
3. Tener un propósito de vida, una razón para levantarse cada mañana.
4. Comer solamente lo suficiente. En Okinawa, se come al estar un 80 por ciento lleno. Hacerlo despacio es importante.
5. Consumir en abundancia frutas y vegetales y restringir (no es necesario eliminar del todo) el consumo de carne.
6. Tomar vino con frecuencia (una copa diaria es común entre las personas centenarias), pero con moderación.
7. La familia es lo primero.
8. Pertenecer a una comunidad. Según Dan Buettner, es recomendable tener por lo menos tres personas a las que podrías llamar en un mal día.
9. Seleccionar bien tus amistades, aquellas que propicien un estilo de vida saludable tanto desde lo físico como desde lo psicológico.





Tabule de quinoa
(4 porciones)

Ingredientes
• 1 taza de quinoa.
• 2 tazas de agua.
• Sal y pimienta.
• ¼ taza de aceite de oliva.
• El jugo de 2 limones pequeños o uno grande.
• 1 diente de ajo finamente picado.
• 3 tomates picados.
• 1 pepino picado.
• ¼ taza de perejil picado.
• ¼ taza de menta fresca picada.
• ¼ taza de cebolla larga picada.

Preparación
En una olla llevar el agua a punto de ebullición. Agregar la quinoa, una pizca de sal y cocinar a fuego medio-bajo por 15 a 20 minutos, hasta que la quinoa absorba toda el agua. Dejar enfriar.
Mezclar aparte el jugo de limón con el aceite de oliva, ajo, sal y pimienta. Agregar los tomates, pepino, cebolla, menta y perejil.
En un recipiente mezclar la quinoa con los demás ingredientes y dejar enfriar.

Hummus

Ingredientes
• 1 lata de garbanzos.
• 4 dientes de ajo.
• El jugo de 2 limones pequeños o 1 grande.
• ¼ taza de aceite de oliva.
• 2 cucharadas de tahini.
• ¼ taza de agua.
• Sal, pimienta y comino al gusto.



Preparación
Enjuagar los garbanzos en un colador para quitarles el exceso de sodio. Ponerlos en un procesador o licuadora junto con el resto de los ingredientes. Procesar o licuar bien todo.
Servir con pan pita integral o galletas de arroz.