La Buena Mesa de Vivir en El Poblado explora encantos turísticos y gastronómicos de este municipio antioqueño


La Torre, cocina del mundo

En Tierradentro, su finca a las afueras de Marinilla, el ingeniero electrónico belga Peter Henderickx y la abogada paisa Gloria López de Mesa cultivan vegetales, frutas y condimentos orgánicos y crían los pollos y los conejos que los clientes de La Torre disfrutarán en excelsas preparaciones, particularmente al estilo del Viejo Continente.

Gloria López de Mesa y Peter Henderickx

Ambientado con imágenes y objetos que remiten a París, ciudad donde Gloria y Peter se conocieron y se enamoraron, La Torre recopila en su carta una selección de platos probados por estos sibaritas en sus viajes.

El codillo de cerdo a la manera alemana (gratinado) o a la dijonnaise (mostaza de Dijon) es sencillamente espectacular, así como el conejo de la abuela, una receta con cerveza belga y ciruelas. Los mejillones (con vino blanco, crema y legumbres) acompañados de papas belgas, el angus beef striploin y el arroz negro con pescado y frutos del mar (pensado para dos personas) son otras especialidades de este restaurante que durante cuatro años ha cultivado su reputación como un lugar que combina cocina de alta calidad, un servicio familiar y precios asequibles.

Codillo de cerdo


La Torre ofrece además una gran variedad de waffles belgas, crepes francesas y hamburguesas realmente gourmet como la de salmón –servida con salsa de eneldo orgánico– y la parisini (250 gramos de carne de res rellena de queso azul y champiñones).


Conejo de la abuela (receta con cerveza belga y ciruelas)


Cada día, La Torre diseña un menú de almuerzo inspirado en la gastronomía de una región o país distinto y provoca con alguno de sus ricos postres. La selección de cervezas belgas es otro de sus atractivos.

El restaurante La Torre está situado en la Calle Peatonal de Marinilla (calle 30 # 27-22, barrio San José), a unas pocas cuadras del parque principal. Informes y reservas en el 569 0554.



La Esparta, la casa musical

Guitarras de colores, firmadas por los artistas que han actuado en su tarima, instrumentos de viento y percusión en sus paredes y rincones dan la bienvenida a La Esparta, espacio donde la música y la buena comida van de la mano. Allí todas las noches sabatinas realizan conciertos de múltiples géneros musicales.

El nombre del restaurante hace referencia al apelativo que recibió Marinilla (“La Esparta Colombiana”) por la notable cantidad de guerreros y héroes que aportó el Municipio a la lucha por la independencia de nuestro país.


Salmón y fettuccine con salsa de crema de leche y vodka

La carta de La Esparta presenta un conjunto de platos de cocina internacional y criolla. De las entradas, la chef chocoana María Rodríguez recomienda las doradas de queso y nueces (croquetas de papas rellenas de mozzarella acompañadas de una mermelada de pimentón ahumado) y los crepes de choclo bañados en una salsa de frutos rojos. De los fuertes sugiere el salmón, que viene con unos fettuccine en salsa de crema de leche y vodka, el filet mignon y el típico montañero. Para un dulce final, con sabores colombianos, el postre elegido es brevas con queso y arequipe.

Filet Mignon

La Esparta, que también funciona como café y bar, se encuentra en el segundo piso de una casa en el parque principal de Marinilla. Informes en el 545 0081.



 



Panorámica de Marinilla. Foto Huber Gallego. Cortesía Secretaría de Cultura y Turismo de Marinilla.


Feria en el Parque Principal, al fondo la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (década de 1930). Cortesía Secretaría de Cultura y Turismo de Marinilla.



Reliquia de primer grado (gota de sangre de Juan Pablo Segundo). Puede observarse en misas de sanación, lunes, sábados y domingos en una capilla (en construcción) en el barrio El Pinar. Cortesía Secretaría de Cultura y Turismo de Marinilla.

Museo del Cristo. Colección de cristos, cruces y crucifijos de más de 50 países, realizada por Roberto Hoyos Castaño durante 35 años. “Está compuesta por 2.760 piezas y es considerada la más diversa del mundo”, según Huber Gallego, coordinador de turismo de la Secretaría de Cultura y Turismo
Casa de la Cultura de Marinilla José Duque Gómez, allí
se encuentran el Museo del Cristo y el Museo Histórico y
Arqueológico.








Casa, parque de Marinilla.


El maestro Alberto Soto. Su exposición de arte religioso sobre la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, exhibida en la Casa de la Cultura, es una de las atracciones en Semana Santa para habitantes y turistas.


Don Luis Arbeláez, famoso creador de guitarras, en su taller en la Fábrica de Guitarras Ensueño, que funciona desde 1860.