Tarde del norte: crostinis figo y pestino, albóndigas a la milanesa, soda dil bosco y rosato

Por Juan Sebastián Mora Eusse
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Nino nació en Nápoles; representa los sabores ligeros, frescos y mediterráneos del sur de Italia. Pastino es de Parma, embajador de la cocina del norte, de sus quesos cremosos y sus platos de lentas cocciones que calientan el paladar en los meses invernales.

Con estos personajes, el restaurante Nino e Pastino simboliza su singular mezcla de las cocinas del sur y norte de Italia, marcando en su oferta culinaria las afinidades y diferencias que las separan.

Con el chef ejecutivo Samuel Velásquez, hemos diseñado dos experiencias para acercarse a las gastronomías de estas zonas italianas, seleccionando platos propicios para ser compartidos y maridados en una tarde decembrina en pareja o entre amigos

Tarde del norte
1. Mejillones a la veneciana (receta de la región de Veneto, a base de salsa de vino blanco), maridados con Gin Mare.
2. Crostinis (los montaditos de los italianos) de brevas, queso azul y tocineta (figo) y de pesto de albahaca, prosciutto, tomates horneados y mozzarella (pestino); y albóndigas a la milanesa. Maridados con rosato (vino rosado de verano) o, si se prefiere una opción sin alcohol, una soda dil bosco (soda de frutos rojos).



Tarde del sur
1. Mejillones a la napolitana (receta de la región de Campania, lleva salsa pomodoro y está acompañada de pan artesanal), maridados con Negroni Nero (Negroni con vino tinto).
2. Albóndigas en ragú de pomodoro picante con tostadas de focaccia (ragusa); focaccia rellena de tocineta ahumada, mozzarella, pomodoro y hierbas aromáticas (fugazzotto); y un crostini de jamón ahumado, espinaca, champiñones salteados (santini). Maridados con una fontana bianco (vino blanco y limonada de hierbabuena) o una sorgere del sole (soda con jugo de naranja y granadina).



El postre, momento de unión
Para finalizar, recomendamos dos postres adaptables a ambas experiencias. Uno de ellos, es el caffetino, un postre norteño similar al tiramisú, pero que en Nino e Pastino lo preparan de una manera que es afín al sur de Italia. La otra opción son los gelatos artesanales, elaborados con ingredientes naturales y frescos.


Nino e Pastino cuenta con sedes en Oviedo, Mayorca y una cercana a la Vía Primavera. Informes y reservas en el 312 0045.